Juan Nepomuceno Álvarez Hurtado

eneral de División don Juan Nepomuceno Álvarez Hurtado, Vigésimo quinto Presidente de la República Mexicana, nacido en el Barrio de Tachuela del antiguo pueblo de Santa María de la Concepción, Atoyac de la subdelegación de Tecpan de Galeana el 27 de enero de 1790, siendo hijo del acaudalado don Antonio Álvarez y de doña Rafaela Hurtado, poseedores de tierras, ganado y dinero. Fue a la Ciudad de México a estudiar por tres años en el establecimiento particular del profesor Ignacio Avilés y regresó a su tierra al morir su madre el día tres de mayo de 1799 y permaneció al lado de su padre que también falleció en 1807.

El 17 de noviembre de 1810, se dio de alta como soldado del 2o. Batallón del Regimiento de Guadalupe de Morelos, quien pronto lo ascendió a Sargento Primero y por su participación en la batalla del cuatro de enero de 1811, fue ascendido a Capitán de Caballería, y por su calor, Morelos lo ascendió a Comandante del Batallón de Guadalupe. Después de la batalla de Tixtla, fue ascendido a Teniente Coronel el 30 de noviembre de 1812 y poco tiempo después fue ascendido a Coronel del Ejército Insurgente.

En 1814, fue nombrado Comandante Militar de Zacatula, el cinco de julio de 1830, fue ascendido a General de Brigada, y el 24 de noviembre de 1841 fue ascendido a General de División.

El 13 de abril de 1842, fue nombrado Presidente de la Corte Marcial. Al crearse el Estado de Guerrero el 27 de octubre de 1849, fue su primer Gobernador. Posteriormente fue dos veces más Gobernador de Guerrero. A principios de 1859, el Congreso del Estado de Guerrero, lo nombró Benemérito del Estado.

El General Álvarez, fue llamado para dirigir el Plan de Ayutla el 1o. de mayo de 1854.

Fue electo Presidente Interino de la República el cuatro de octubre de 1855 y estuvo en el poder hasta el 11 de diciembre de 1855, fecha en que convenció al General Comonfort de quedarse en la Presidencia. Álvarez renunció a la Presidencia y a General de División, resentido porque lo acusaban de haber ordenado unas muertes en Chiconcuac, lo que no era cierto.

No se le aceptó la renuncia a General de División y se le nombró Jefe del Ejército del Sur. El 27 de septiembre de 1861, el Congreso de la Unión, nombró al General Juan Álvarez, Benemérito de la Patria.

Su muerte, estuvo rodeado de su familia y de su esposa doña Faustina Benítez, muy querida por sus virtudes y por ella le pusieron a Coyuca de Benítez, el 21 de agosto de 1867, el velorio se realizó en su Hacienda La Providencia en Atoyac, luego llamado de Álvarez en honor a don Juan Álvarez Hurtado. Sus restos fueron depositados en la cripta familiar, y tiempo después, el Presidente Obregón ordenó llevar los restos de Álvarez a la Ciudad de México y con honores sepultados en la Rotonda de los Hombres Ilustres en el Panteón de Dolores capitalino y su monumento que yo retraté en 1968, sólo tiene la leyenda: "JUAN ÁLVAREZ".

http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/482193.personajes-en-la-historia-de-mexico.html

Sindicar

RSS 0.91
RSS 1.0
RSS 2.0
ATOM 0.3
OPML
Donacion

Multi Search

Sitio

Google
Buscar este sitio usando Google


MultiSearch by Is Open Source

En línea

Hay 62 invitados en línea

Iniciar sesión

OpenMind is a Free Template designed by Ricard Lozano.
Powered by Elxis - Open Source CMS.
Copyright (C) 2006-2014 Elxis.org. All rights reserved.