Inicio arrow Recuperar contraseña

Lost Password

Jorge de Alvarado y Contreras

Jorge de Alvarado y Contreras (* Badajoz, ¿1480? – † Madrid, ¿1553?) fue un conquistador español, hijo de Gómez de Alvarado y Mexía de Sandoval, y de Leonor de Contreras. En 1510 pasó a América junto con sus hermanos mayores Pedro y Gonzalo y los menores Gómez, Hernando y Juan. Llegó a La Española (isla de Santo Domingo) donde, dicen algunos cronistas, ya estaba su tío Diego de Alvarado y Mexía como corregidor de la capital (aunque datos conocidos más modernamente probarían que este Diego habría fallecido en España en 1493).

En 1510 pasó a Cuba junto con sus hermanos y participó en la conquista de la isla bajo las órdenes de Diego Velázquez. Luego estuvo en el descubrimiento de México con Juan de Grijalva en 1518, pasando a su conquista en 1519 con Hernán Cortés y Pedro de Alvarado. Fue capitán y conquistador de Panuco, Oaxaca, Tehuantepec, Soconusco. En 1520 se casó con Doña Lucía de Xicotencaltl, princesa Tlaxcala, del mismo modo como Pedro contraía matrimonio con Doña Luisa de Xicotencaltl, hermana de Lucía.

En 1524 acompañó a Pedro en la conquista de Guatemala y fundó con él la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala. En 1527 se encargó temporalmente de la gobernación de Guatemala, tras la ida de Pedro a España, con el cargo de Teniente de Gobernador. Tras una rebelión de los cakchiqueles, trasladó en la capital de Santiago de los Caballeros al Valle de Almolonga, en las faldas del Volcán de Agua (Ciudad Vieja), que fue en realidad el primer asentamiento permanente de la Ciudad de Guatemala, hasta entonces itinerante (1527). En 1528 envió una expedición a Cuscatlán (en El Salvador) bajo el mando de su primo Diego de Alvarado, con la misión de someter a los indígenas rebeldes y refundar la villa de San Salvador. Poco después fue relevado de la gobernación; luego Pedro de Alvarado retornó y reasumió el mando en Guatemala, habiendo sido ampliada, por merced del Rey, el territorio bajo su jurisdicción 1530.

En 1534 Jorge volvió a encargarse de la gobernación de Guatemala, cuando Pedro partió hacia el Perú. Fue además encomendero de Suchimilco, Zucar, Chietla, Guaspaltepec y otros lugares de Guatemala y México. En 1538 se casó en segundas nupcias con Doña Luisa Estrada y Gutiérrez de la Caballería, natural de Ciudad Real e hija del gobernador de la Nueva España, Don Alonso de Estrada. De retorno a España, falleció en Madrid aunque hay dudas de la fecha exacta.

Jorge de Alvarado dejó numerosa descendencia. De su unión con Doña Luisa nacieron Jorge y Leonor de Alvarado y Estrada. Su hijo Don Jorge casó con Doña Catalina de Villafañe y Carvajal, hija de Don Ángel de Villafañe, Gobernador y Capitán General de Florida. De esta unión nació Jorge de Alvarado y Villafaña, nacido en México, Gobernador y Capitán General de Honduras, y Caballero de Santiago desde 1587.

Jorge de Alvarado tuvo descendencia de Lucía de Xicontenga hija de Xicontenga el viejo, su hija se casó con el conquistador Francisco Girón Manuel con amplia descendencia en Guatemala, según el Compendio de la historia de la Ciudad de Guatemala Volumen 1 de Domingo Juarros.[1]
Fuente

* Díaz del Castillo, Bernal: Historia verdadera de la conquista de la Nueva España. Edición: SARPE, 1985. ISBN 84-7291-941-2
* Luis Suárez Fernández, Valentín Vázquez de Prada: Historia general de España y América: hasta la muerte de Felipe II (1517-98) [1]. Ediciones Rialp, 1986. ISBN 84-321-2102-9

Véase también

* Pedro de Alvarado
* Conquista de México
* Conquista de El Salvador

Referencias

1. ↑ Google books "Compendio de la historia de la ciudad de Guatemala, Volume 1 By Domingo Juarros"

Pedrarias de Almesto

Este joven de Zafra, para salvar la cabeza tuvo que adaptarse a las circunstancias que le depararon los momentos que vivió al lado de Lope de Aguirre, durante el periplo de muerte que protagonizó este tirano.


Biografía

El pendolista Pedrarias de Almesto (o Pedro Arias de Almesto), nació en Zafra (Badajoz) sobre 1540, en el seno de una familia hidalga (al parecer, emparentado con los Suárez de Figueroa), donde recibió “esmerada educación y cristianos principios”, según las manifestaciones que de él hace Lope de Aguirre, que después de la muerte del gobernador Pedro de Ursúa, por sus cualidades y fácil manejo de la pluma, el rebelde lo tomó como secretario de su funesta expedición por el río Amazonas.

Buscando quizás aventuras, mejorar situación económica o satisfacer el prurito de la gloria castrense, Pedrarias de Almesto, era todavía muy joven y se embarca para Indias llegando a Perú, cuando en este territorio se prodigaban las imposiciones hegemónicas y explotaban las guerras de banderías, cuando el territorio era un hervidero de traiciones porque la soldadesca indisciplinada y revoltosa, vagaba ociosa por los diferentes pueblos y ciudades peruanas.
El Amazonas

Ante los conflictos sociales suscitados por esta oscura panorámica, el virrey Marqués de Cañete, toma cartas en el asunto y organiza una expedición para el descubrimiento de El Dorado, con la intención de hacer una limpieza de desocupados. Nombra gobernador de la expedición al navarro Pedro de Ursúa, y con 400 soldados que se han alistado, emprenden la marcha hacia la búsqueda del Dorado.

Quizás no encontrando otra cosa que hacer de mayor provecho, de momento, Pedrarias también se alistaba en esa expedición, pero tiene la suerte de que Ursúa lo nombra secretario, y el 26 de septiembre de 1560, desde las empinadas montañas andinas, salían hacia su objetivo previsto, siguiendo el curso del nacimiento del Amazonas.

El apuesto Pedro de Ursúa, para que la jornada no se le hiciera tediosa, en contra de lo que se le había aconsejado, se lleva a Inés de Atienza, una hermosa mestiza peruana. Por motivos paternales, Aguirre también se llevaba a Elvira, su única hija, una adolescente de 15 años que le había nacido en Cuzco, producto de la unión con una princesa india. Elvira iba al cuidado de una vieja matrona a quien llamaban “la Torralba”.

Desde el primer día que se vieron Elvira y Pedrarias, nacía un inocente romance; y hasta el mismo Lope de Aguirre, pensando en el futuro de su hija, le había tomado aprecio al pulido escribano, y veía con buenos ojos que ambos coquetearan bajo la vigilancia de “la Torralba”. En el futuro, y dada la relación que ambos mantenían, la jovencita se convertiría en su “el ángel de la guarda”.
Opresión y muerte

A los pocos días de la salida, Aguirre comenzará a intrigar y a buscar la forma de hacerse con el mando. Pequeño de cuerpo, andar renqueante, facciones duras y voz potente, tenía la facultad de hacerse respetar y ser temido; y con inusitada maestría, fue ganándose a los revoltosos y formando su partido, y en los primeros días de enero de 1561, asesinaban al gobernador Ursúa y a su lugarteniente.

En el discurrir de la travesía los acontecimientos cambian de rumbo y posición, y los de Aguirre irán eliminando a los que les estorban o se oponen a su voluntad; así irán cayendo doña Inés de Atienza, don Fernando de Guzmán, el capitán Zalduendo, su amigo Labandera, y hasta el cura Henao… y más de una decena que se atrevieron a discutir sus decisiones, o no estaban conforme con las caprichosas directrices, esas que imponían Aguirre con la espada, o con el garrote vil.

Según sus propias manifestaciones, la locura invade a Lope de Aguirre porque se siente olvidado y relegado por el Poder Real, que nada le ha recompensado por los servicios que ha prestados a la Corona. Con esa obsesión y esa panorámica tan sombría, los expedicionarios siguen el curso del Amazonas, salen al mar y enrumban a la isla de Margarita, donde llegarán el 21 de julio de 1561. Nada más llegar, el vengativo y desquiciado Aguirre, convertirá la isla en un cementerio; el gobernador, las autoridades y todo aquel que ose recriminarles el abuso, los pasarán por las armas o le darán garrote.


La escapada

Pedrarias de Almesto, que está muy lejos de parecerse a la jauría de revoltosos que conforman la expedición, ha tragado saliva muchas veces, resignadamente ha seguido de cerca todos los acontecimientos, ha flirteado con Elvira y pacientemente ha esperado para escapar de aquel infierno. Cuando desembarcan en la isla, finge que le duele un pie y se queda rezagado con la intención de escapar. Pero Aguirre, que está siempre vigilante a todo, se da cuenta de la jugada y lo manda prender para que le corten la cabeza.

Pero Elvira, que caminaba al lado de su padre, cuando traen al joven, bañada en lágrimas, le pide de rodillas que le perdone la vida, y Pedrarias de Almesto logra salvarse en aquella ocasión. Pero el escribano, sigue con la idea de escapar y cada día que pasa le aumenta la ansiedad; y máxime cuando logra evadirse, en una canoa su amigo Pedro Alonso Galeas, que al enterarse Aguirre le da un ataque de rabia y se venga con los habitantes de la isla.

El tirano está insoportable, desconfía hasta de su sombra; como piensa que los isleños ayudan a los soldados que quieren evadirse, manda prender algunos y les hace darle garrote vil, a doña Ana de Rojas, una de las más respetadas damas de la isla, también la hace fusilar; y hasta un cura que se atrevió a negarle la absolución por sus pecados, también mandaría que le dieran garrote.


El ángel de la guarda

En cuanto desembarcan en las costas de Venezuela, Pedrarias y su amigo Alarcón, se escapan y se esconden en unos apartados matorrales. Aguirre, monta en cólera cuando se entera y envía una partida para que los busquen, con la amenaza de que si no los encuentran, pagarán con su vida la huida de los dos. Al fin los apresan y los llevan ante Aguirre. Como Alarcón no tiene “ángel de la guarda” será ahorcado y descuartizado su cuerpo. Otra vez Elvira romperá en lágrimas y lamentos y nuevamente conseguirá salvar al escribano Pedrarias.

Siguiendo su camino de tropelías, los de Aguirre llegan a Barquisimeto y se apoderaban de la ciudad; éstos, cercados por las fuerzas reales, acogiéndose al perdón que les ofrecían, cada día desertaban unos cuantos. Aguirre, que imagina su final, con ese amor de padre, piensa en Pedrarias para confiarle a su hija, ya que lo ve como el único caballero de sus mesnadas; pero cuando salen a buscarlo, el escribano también se ha pasado a las fuerzas reales.


Horas de agonía

Cuando le informan que Pedrarias se ha escapado, al tirano lo invaden la soledad y la rabia; sabe que no le perdonarán los crímenes cometidos y que los pagará con la vida ¿Y qué será de su pequeña, de su querida Elvira cuándo él muera? Era lo único hermoso que había tenido en su vida; y “para que no sirva de colchón de ningún esbirro”, como él decía, la mata a puñaladas.

Momentos después entraban las fuerzas reales en la estancia y encontraban aquel dantesco escenario. La Torralba lloraba en un rincón, Lope de Aguirre estaba apoyado en una ventana, a su lado yacía el cuerpo agonizante de Elvira... Entran en la estancia el maestre de campo Diego García de Paredes y varios capitanes, detrás iba Pedrarias con varios soldados.

Aguirre con pasmosa frialdad y dolor de padre frustrado, cuando descubre a Pedrarias, amargamente le recrimina su desleal huida, y el atribulado escribano que en aquellos momentos había descubierto el ensangrentado cuerpo de Elvira y la miraba con desoladora angustia, no repara cuando Aguirre, dolido por su comportamiento le dice: ¡Ah, señor Pedrarías!… ¿Qué malas obras os hice yo?

Cuando Aguirre estaba rogándole a García de Paredes que le dejase hablar, moría en la misma estancia por un tiro de arcabuz que le disparó uno de sus esbirros. Al terminar la odisea, Pedrarias de Almesto va a presentarse a la Real Audiencia de Santa Fe; las autoridades le abrirán juicio, pero su inocencia quedó ampliamente demostrada por los testimonios de los soldados de Aguirre, inclusive testificaron a su favor los facinerosos que condenaron a muerte.

Exponerse dos veces a perder la vida por huir del influjo de Aguirre, lo exoneraba de todo cargo. En su arriesgada aventura amazónica había aprendido una amarga lección; desengañado de la gloria y de la búsqueda del quimérico oro, que a todos enloquecía, volvió a España y dejó la milicia.


Aclaraciones

El río Amazonas (o Marañón, como antes se le denominaba, y que ha dado origen a numerosas leyendas y conflictos entre los que osaron recorrerlo) ha despertado el interés y espoleado la pluma en todas las épocas desde su descubrimiento. Intereses justificados por los que lo recorrieron, como en el caso de Pedrarías de Almesto, quien también escribiría una crónica de sus experiencia en la funesta expedición de Ursúa y la rebelión de Lope de Aguirre.

Una vez que Pedrarias queda absuelto de cargos por la Real Audiencia de Santa Fe, descubre que su compañero de aventuras, Francisco Vázquez, también había escrito una relación que la tomará como modelo Predrarias para materializar su Jornada de Omaguas y Dorado.
Bibliografía

* ”Recopilación Historial de Venezuela”, fray Pedro de Aguado. Edición de la Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia, Venezuela.

* ”Noticias Historiales de Venezuela”, fray Pedro Simón. Edición de la Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia, Venezuela.

* ”La aventura del Amazonas”. Crónicas de América, Historia 16. ISBN 84-85229-84-3

Juan de Cuéllar Vélez

Juan de Cuéllar Vélez (Cuéllar), conquistador español.

Participó en la conquista de Cuba junto a su paisano Diego Velázquez de Cuéllar; allí residía en 1519, cuando partió con otro paisano, Pánfilo de Narváez a Nueva España y tomó parte en la conquista de México con Hernán Cortés en 1520.
Bibliografía

* FUENTENEBRO ZAMARRO, Francisco, Segovianos en el Descubrimiento de América, Madrid, 1991.
* VELASCO BAYÓN, Balbino, Historia de Cuéllar, Segovia, 1994, cuarta edición.

Juan de Cuéllar

Juan de Cuéllar (Cuéllar ¿? – 1546 México), trompeta de Cristóbal Colón y conquistador español.

Biografía

Se embarcó como trompeta de Cristóbal Colón en el cuarto viaje, que salió de Sevilla el 13 de abril de 1502, y de Cádiz el 11 de mayo del mismo año.

En 1505 ya reside en La Española, de donde sale para la conquista de Cuba en el año 1511 acompañando a su paisano Diego Velázquez de Cuéllar.

Con Pánfilo de Narváez marchó a Nueva España el año 1520 y participó con Hernán Cortés en la conquista de México, destacando como hombre esforzado y buen jinete, y en 1525 es vecino encomendero de la ciudad de México.

Casó con Ana Ruiz de Berrio, hija de Cucuzca, señor de Tezcuco y Culuacan, y hermano de Moctezuma. Falleció de muerte natural el año 1546. Nueve meses después su viuda declaró ante el virrey de México que “Juan de Cuéllar sirvió a Su Majestad en Cuba, de donde vino a conquistar Nueva España, y que con Hernán Cortés, marqués del Valle, participó en la toma de la ciudad de México y conquistas de las provincias de Nueva España. Por estos servicios le fueron encomendados los pueblos de Ixtapaluca, Quimychitlán, Chimalhuacán y Chiaba, de los cuales solo tenia cuando murió Ixtapaluca, que es de poco provecho, y lo único de que la viuda se sirve, habiéndole quedado cinco hijas y cuatro hijos que viven pobremente”.

Bibliografía

* FUENTENEBRO ZAMARRO, Francisco, Segovianos en el Descubrimiento de América, Madrid, 1991.
* THOMAS, Hugh, Quien es quien de los conquistadores, Barcelona, 2001.
* DÍAZ DEL CASTILLO, Bernal, Historia verdadera de la conquista de Nueva España; pp. 369, 372, 586.
* VELASCO BAYÓN, Balbino, Historia de Cuéllar, Segovia, 1994, cuarta edición.

Pedro de Ursúa

Pedro de Ursúa (Baztán, Navarra, 1526-1561) fue un conquistador español del siglo XVI. De origen navarro fundó el municipio colombiano de Pamplona en Norte de Santander. Fue asesinado cuando dirigía una expedición por los ríos Marañón y Amazonas, siendo sucedido por Lope de Aguirre.

En 1545 fue nombrado Teniente de Gobernación del Nuevo Reino por su tío, el juez de residencia Miguel Díez de Armendáriz, siendo su primer acto de gobierno la destitución de Montalvo de Lugo gobernador engargado en Santa Fe.

Destacándose en la pacificación de los panches al suroccidente de Santa Fe, es enviado en comisión por Armendariz a reconocer el norte del Nuevo Reino, fundando la villa de Pamplona, el 1 de noviembre de 1549. A su regreso a Santa Fe, la recién fundada Real Audiencia lo encarga de pacificar el país de los muzos. Derrotados los muzos, Ursúa funda la ciudad de Tudela, la cual fue destruida por los indios derrotados poco tiempo después.

Ante las acusaciones contra su tío, Ursúa acepta el cargo de Justicia Mayor en Santa Marta, con el objetivo de pacificar a los tayronas. A su regreso no solo Armendariz es detenido tras su juicio de residencia sino que pesan acusaciones sobre el propio Ursúa.

En Nombre de Dios es nuevamente nombrado Justicia Mayor a servicio de Andrés Hurtado de Mendoza, Primer Marqués de Cañete, y quien ha sido nombrado nuevo Virrey del Perú, con el fin de reprimir una rebelión de cimarrones. Tras una agotadora campaña que llevaron a una negociación final entre los cimarrones y los españoles, apresan al líder cimarrón Bayano para ser juzgado en España.

Tras el éxito de la expedición, Ursúa acompaña a Hurtado de Mendoza a Lima. Allí organiza una expedición para encontrar El Dorado por el río Marañón, descubierto años antes por Francisco de Orellana. Durante esta expedición, en la cual Ursúa partió acompañado de su amante doña Inés de Atienza. Conspirados por Lope de Aguirre, varios expedicionarios se abalanzaron sobre Ursúa el 10 de enero de 1561 dándole muerte junto con Inés de Atienza.

Aguirre continuaría como líder de la expedición, proclamándose en rebeldía contra la corona Española.
Ursúa en la ficción

* Pedro de Ursúa es interpretado por Ruy Guerra en la película Aguirre, la cólera de Dios de Werner Herzog.
* Pedro de Ursúa es el protagonista de la novela Ursúa del escritor colombiano William Ospina.[1]
* Pedro de Ursúa es interpretado por Lambert Wilson en la película El Dorado de Carlos Saura.

Referencias

1. ↑ Ospina, William, Ursúa, Alfaguara 2005

* http://www.lablaa.org/blaavirtual/historia/ilustre/ilus18.htm

<< Inicio < Anterior 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 Siguiente > Fin >>
Mostrados 298 - 306 de 398

Registro Civil de México por Ancestry.com

Inicio Aguascalientes - Nacimientos: 1860-1947 Aguascalientes - Matrimonios: 1860-1961 Aguascalientes - Defunciones: 1859-1961 Baja California Sur - Nacimientos: 1860-1930 Baja California Sur - Matrimonios: 1860-1950 Baja California Sur - Defunciones: 1883-1987 Campeche - Nacimientos: 1859-1921 Campeche - Matrimonios: 1860-1921 Campeche - Defunciones: 1860-1912 Chiapas - Nacimientos: 1861-1930 Chiapas - Matrimonios: 1861-1952 Chiapas - Defunciones: 1861-1987 Chihuahua, Mexico, Civil Registration Births, 1861-1947 (in Spanish) Chihuahua, Mexico, Civil Registration Marriages, 1861-1967 (in Spanish) Chihuahua, Mexico, Civil Registration Deaths, 1861-1987 (in Spanish) Coahuila, Mexico, Civil Registration Births, 1861-1930 (in Spanish) Coahuila, Mexico, Civil Registration Marriages, 1861-1950 (in Spanish) Coahuila, Mexico, Civil Registration Deaths, 1861-1987 (in Spanish) Colima, Mexico, Civil Registration Births, 1861-1931 (in Spanish) Colima, Mexico, Civil Registration Marriages, 1863-1952 (in Spanish) Colima, Mexico, Civil Registration Deaths, 1860-1987 (in Spanish) Distrito Federal, Mexico, Civil Registration Births, 1861-1931 (in Spanish) Distrito Federal, Mexico, Civil Registration Marriages, 1861-1950 (in Spanish) Distrito Federal, Mexico, Civil Registration Deaths, 1861-1987 (in Spanish) Durango, Mexico, Civil Registration Births, 1861-1930 (in Spanish) Durango, Mexico, Civil Registration Marriages, 1861-1951 (in Spanish) Durango, Mexico, Civil Registration Deaths, 1861-1987 (in Spanish) Estado de Mexico, Civil Registration Births, 1861-1939 (in Spanish) Estado de Mexico,Civil Registration Marriages, 1861-1939 (in Spanish) Estado de Mexico, Civil Registration Deaths, 1861-1941 (in Spanish) Guanajuato, Mexico, Civil Registration Births, 1862-1929 (in Spanish) Guanajuato, Mexico, Civil Registration Marriages, 1866-1929 (in Spanish) Guanajuato, Mexico, Civil Registration Deaths, 1862-1930 (in Spanish) Guerrero, Mexico, Civil Registration Births, 1860-1947 (in Spanish) Guerrero, Mexico, Civil Registration Marriages, 1863-1954 (in Spanish) Guerrero, Mexico, Civil Registration Deaths, 1860-1987 (in Spanish) Hidalgo, Mexico, Civil Registration Births, 1861-1947 (in Spanish) Hidalgo, Mexico, Civil Registration Marriages, 1861-1967 (in Spanish) Hidalgo, Mexico, Civil Registration Deaths, 1861-1967 (in Spanish) Jalisco, Mexico, Civil Registration Births, 1857-1947 (in Spanish) Jalisco, Mexico, Civil Registration Marriages, 1861-1961 (in Spanish) Jalisco, Mexico, Civil Registration Deaths, 1856-1987 (in Spanish) Michoacan, Mexico, Civil Registration Births, 1859-1934 (in Spanish) Michoacan, Mexico, Civil Registration Marriages, 1859-1940 (in Spanish) Michoacan, Mexico, Civil Registration Deaths, 1859-1935 (in Spanish) Morelos, Mexico, Civil Registration Births, 1866-1920 Morelos, Mexico, Civil Registration Marriages, 1866-1916 (in Spanish) Morelos, Mexico, Civil Registration Deaths, 1865-1916 (in Spanish) Nayarit, Mexico, Civil Registration Births, 1868-1931 (in Spanish) Nayarit, Mexico, Civil Registration Marriages, 1868-1959 (in Spanish) Nayarit, Mexico, Civil Registration Deaths, 1868-1987 (in Spanish) Nuevo Leon, Mexico, Civil Registration Births, 1859-1947 (in Spanish) Nuevo Leon, Mexico, Civil Registration Marriages, 1859-1960 (in Spanish) Nuevo Leon, Mexico, Civil Registration Deaths, 1859-1962 (in Spanish) Oaxaca, Mexico, Civil Registration Births, 1861-1930 (in Spanish) Oaxaca, Mexico, Civil Registration Marriages, 1861-1950 (in Spanish) Oaxaca, Mexico, Civil Registration Deaths, 1861-1987 (in Spanish) Puebla, Mexico, Civil Registration Births, 1861-1930 (in Spanish) Puebla, Mexico, Civil Registration Marriages, 1861-1930 (in Spanish) Puebla, Mexico, Civil Registration Deaths, 1859-1930 (in Spanish) Queretaro, Mexico, Civil Registration Births, 1866-1937 (in Spanish) Queretaro, Mexico, Civil Registration Marriages, 1866-1957 (in Spanish) Queretaro, Mexico, Civil Registration Deaths, 1865-1987 (in Spanish) Quintana Roo, Mexico, Civil Registration Births, 1867-1902 (in Spanish) Quintana Roo, Mexico, Civil Registration Marriages, 1866-1902 (in Spanish) Quintana Roo, Mexico, Civil Registration Deaths, 1866-1902 (in Spanish) San Luis Potosi, Mexico, Civil Registration Births, 1860-1947 (in Spanish) San Luis Potosi, Mexico, Civil Registration Marriages, 1860-1967 (in Spanish) San Luis Potosi, Mexico, Civil Registration Deaths, 1860-1987 (in Spanish) Sonora, Mexico, Civil Registration Births, 1866-1930 (in Spanish) Sonora, Mexico, Civil Registration Marriages, 1857-1950 (in Spanish) Sonora, Mexico, Civil Registration Deaths, 1862-1987 (in Spanish) Tamaulipas, Mexico, Civil Registration Births, 1860-1930 (in Spanish) Tamaulipas, Mexico, Civil Registration Marriages, 1860-1950 (in Spanish) Tamaulipas, Mexico, Civil Registration Deaths, 1860-1987 (in Spanish) Tlaxcala, Mexico, Civil Registration Births, 1867-1927 (in Spanish) Tlaxcala, Mexico, Civil Registration Marriages, 1867-1937 (in Spanish) Tlaxcala, Mexico, Civil Registration Deaths, 1867-1937 (in Spanish) Veracruz, Mexico, Civil Registration Births, 1860-1947 (in Spanish) Veracruz, Mexico, Civil Registration Marriages, 1859-1947 (in Spanish) Veracruz, Mexico, Civil Registration Deaths, 1859-1950 (in Spanish) Yucatan, Mexico, Civil Registration Births, 1861-1939 (in Spanish) Yucatan, Mexico, Civil Registration Marriages, 1861-1950 (in Spanish) Yucatan, Mexico, Civil Registration Deaths, 1861-1987 (in Spanish) Zacatecas, Mexico, Civil Registration Births, 1861-1947 (in Spanish) Zacatecas, Mexico, Civil Registration Marriages, 1861-1952 (in Spanish) Zacatecas, Mexico, Civil Registration Deaths, 1861-1987 (in Spanish)

Sindicar

RSS 0.91
RSS 1.0
RSS 2.0
ATOM 0.3
OPML
Donacion

Multi Search

Sitio

Google
Buscar este sitio usando Google


MultiSearch by Is Open Source

En línea

Hay 15 invitados en línea

Iniciar sesión

OpenMind is a Free Template designed by Ricard Lozano.
Powered by Elxis - Open Source CMS.
Copyright (C) 2006-2016 Elxis.org. All rights reserved.