Lost Password

Chiapas

El florecimiento de las ciudades mayas en la selva Lacandona durante la época clásica (300-900 d.C.) es considerado como una de las mayores hazañas socioculturales de la historia de la humanidad. Fue en la época preclásica (1800 a.C.-300 d.C.) que se dieron, en tierras chiapanecas, los pasos que hicieron posible la transición paulatina de la cueva oscura al paraje luminoso, del grito inarticulado a la palabra sonora, de la recolección de frutas a la domesticación del maíz, del agrupamiento primitivo a la convivencia sofisticada, de la lengua hablada a la escritura glífica, de la picapiedra rudimentaria a la escultura refinada.
   Las más recientes excavaciones arqueológicas surgieren que fue en la región costera del Soconusco donde nació la cultura más antigua de Mesoamérica: la mokaya. Alrededor de 1500 a.C. sus habitantes ya cultivaban el maíz, vivían en casas y producían alfarería. Fueron sus descendientes, hablantes de un mixezoque antiguo, los que se movieron más tarde hacia las llanuras del Golfo y dieron allí nacimiento a la cultura olmeca. En su camino transístmico se entretuvieron en el valle del río Grijalva y fundaron a orillas de éste una gran ciudad, cuyas ruinas aún pueden verse en la entrada de Chiapa de Corzo. Allí fue encontrado un pedazo de cerámica con la inscripción calendárica más antigua hasta hoy conocida: lleva la fecha de 36 a.C.; trescientos años más tarde, el pueblo maya, retomó todos estos adelantos y los llevó a su máxima perfección.
A la par de los innumerables e indudables hallazgos artísticos e intelectuales, se han descubierto también algunos problemas que parecen haber complicado la vida de los mayas antiguos: la creciente sobre explotación de los suelos selváticos, la rígida estratificación social, la exagerada exaltación del terruño, las incesantes incursiones bélicas en contra del vecino, el miedo a las enfermedades y hambrunas, y la amenaza de una catástrofe natural anunciadora del fin de su mundo. 


Cada uno de estos problemas ha sido sugerido por los estudiosos como la explicación del "colapso maya", es decir, el hundimiento sociopolítico y cultural de las ciudades selváticas al finalizar el siglo IX de nuestra era. Probablemente, fue una infeliz coyuntura de varios de estos elementos la que llevó a los mayas clásicos a la ruina. En su lugar surgió una sociedad que truncó los sueños de grandeza por una convivencia más modesta, preocupada principalmente por restablecer el respeto a la tierra sagrada y el trabajo milpero ejecutado en ella.

Corrieron así seis siglos (900-1500 d.C.) de vida campesina, sacudida de vez en cuando por la llegada de pueblos guerreros de otras latitudes que pasaron por Chiapas en su camino a Centroamérica: pipiles y putunes primero, chiapanecas y toltecas después. Los dos últimos llegaron para quedarse; los chiapanecas se establecieron físicamente en medio de poblaciones autóctonas zoques y mayas; los toltecas introdujeron parte de su cultura y su religión. Sobreviven dos vestigios de esta doble influencia: la ciudad Chiapan (hoy Chiapa de Corzo), construida por los chiapanecas intrusos sobre las ruinas de la antigua cabecera mixe-zoque, y los nombres nahuas dados por los toltecas a los poblados conquistados y gobernados por ellos. Muchas ciudades y pueblos de nuestro estado han conservado los nombres que les fueron impuestos en aquellos tiempos: Tuxtla, Comitán, Tapachula, Ocosingo y Chiapa son sólo algunos ejemplos, en una nómina de más de 50.

Pero la herencia más valiosa que nos dejaron los toltecas en su paso por el sureste mexicano fue el recuerdo de un gobernante excepcional llamado Votan. Dice una venerable tradición que Votan hizo en Chiapas lo que Quetzalcóatl en Yucatán: unificó bajo una administración sabia y responsable a una población demasiado aislada y dividida. Ese plan de gobierno incluyó el respeto a la diversidad de lenguas y costumbres enraizadas en la población autóctona. Probablemente, en aquel tiempo nacieron las regiones que los conquistadores españoles conocieron y respetaron al llegar a estas tierras, en los años 1524-1528: los Altos, los Llanos, los Zoques, Chiapa, el Soconusco y el Lacandón. Posiblemente fueron formadas también, en aquel periodo, las comunidades que los españoles encontraron y congregaron en pueblos de indios. Debido a su buen gobierno, Votan fue elevado por sus súbditos agradecidos al rango de hombre dios. Sobrevivió en la memoria de las generaciones posteriores como "corazón y guardián del pueblo" y protector divino del tercer día del mes maya-tseltal.

Antecedentes Coloniales

Cuando los españoles llegaron en el siglo XVI a territorio estatal, se encontraron con pueblos de origen maya y otros que no lo eran, como los zoques y los chiapanecas. Todos fueron sometidos  entre 1524 y 1530. Sólo los lacandones resistieron hasta 1695, y con ello el actual territorio de Chiapas quedó completamente ocupado por europeos. Varios capitanes fueron los conquistadores de Chiapas: Luis Marín, Pedro Portocarrero, Diego de Mazariegos, Francisco Gil Zapata y Gonzalo Dávila.

A partir de 1528, con la fundación de la primera villa de españoles en el Valle de Jovel, se inicia el periodo colonial. Los indios fueron esclavizados, herrados como animales y sometidos al pago de tributo y al trabajo forzado. El contacto con los europeos trajo también enfermedades desconocidas por estos pueblos. Los soldados conquistadores se convierten en encomenderos. La población indígena desciende drásticamente por las epidemias y las recurrentes hambrunas.

La condición de los indios se convirtió en motivo de confrontación política e ideológica. Las órdenes religiosas, particularmente los dominicos, se convirtieron en defensores de la población aborigen. En 1542, en lo que podemos considerar un triunfo de fray Bartolomé de Las Casas, se decretan las leyes nuevas o de Barcelona, para limitar el poder de los encomenderos. Las órdenes ganan a partir de entonces mayor influencia en la población indígena. Se les autoriza la reducción y congregación de la población y el nombre de un santo antecede el nombre indígena del pueblo: San Juan Chamula, San Lorenzo Zinacantán, Santa Catarina, San Clemente Pochutla, entre otros.

Se inicia con ello el sometimiento religioso y la consolidación del sistema colonial. El sistema de encomiendas no resulta exitoso como empresa económica, por lo que desde el último cuarto del siglo XVI comienzan a surgir las haciendas. Con ello coincide un cambio en la política de las órdenes religiosas, en particular de los dominicos que serán a partir de entonces los principales hacendados en Chiapas.

El actual estado de Chiapas quedó dividido en dos provincias: Chiapa y Soconusco. La primera administrada por alcaldes mayores y la segunda por una gobernación autónoma. Dependía de ellos un buen número de funcionarios menores dedicados a cobrar el tributo, a administrar la justicia, a supervisar el cumplimiento de la legislación colonial, al repartimiento y muchas otras funciones.

En la economía ocurrieron igualmente transformaciones. Se introdujeron nuevos cultivos como la caña de azúcar, trigo, cebada, añil, que junto al maíz, algodón, cacao, frijol y otros fueron convirtiéndose en los pilares de la economía colonial. También se introdujeron nuevas técnicas de producción como la azada, el arado con punta metálica y la rotación de cultivos. Lo que fue verdaderamente notable fue la introducción del ganado bovino, caballar y ovino. Con ello mejoró la agricultura pues se pudo emplear el abono animal, además de su uso para el trabajo y el transporte. En periodos sucesivos, la economía colonial giró en torno del cacao, de la ganadería y del añil al finalizar la Colonia.

La condición física de Chiapas determinó en gran medida las tendencias económicas regionalmente. Habían regiones ganaderas, maiceras o de grandes plantaciones y daba la impresión de varias provincias en una sola, dado lo difícil y la escasez de las comunicaciones.

Otro elemento importante de esta etapa histórica es la población. A la indígena se integrarían los blancos, predominantemente españoles, quienes se concentraban en Ciudad Real y a lo largo de la colonia se fueron desplazando a otros pueblos como Comitán, Chiapa y Tuxtla. El mestizaje, prohibido por la legislación colonial, fue inevitable y a partir de la segunda mitad del siglo XVII su número creció, llegando a ser mayoritario en el siglo XIX. Pero además de indios y blancos fueron traídos a Chiapas esclavos negros de origen africano. Ya desde mediados del siglo XVI se había propuesto importar esclavos para disminuir la carga de los indios y para beneficio de la economía de los conquistadores. Así, los esclavos negros realizaban labores domésticas, corte de caña de azúcar y labores propias de la ganadería. Su número fue creciendo allí donde había que realizar los trabajos más pesados y donde la población indígena iba en disminución.

Se establecieron en Ciudad Real, en el valle de Jiquipilas (incluyendo por supuesto a Cintalapa), la Frailesca, Chiapa, San Bartolomé de los Llanos, Cuxtepeques y en la frontera con el estado de Tabasco. En la región del Soconusco, fueron dominantes en Tonalá, Pijijiapan, y su número llegó a ser importante en Mapastepec y otros pueblos de la provincia. La integración socio-racial de negros, indios y españoles daría fisonomía a la población chiapaneca, pero sobretodo a nivel cultural, el sincretismo sería todavía más notable diferenciando a unas regiones de otras. La herencia más notoria y trascendente de los africanos fue indudablemente la marimba, su música expresa la convivencia de dos culturas despojadas de su libertad: la india y la africana.
   A finales de la Colonia, Chiapas entró en una crisis política y económica. La primera fue provocada por el cambio en la administración de las provincias; el sistema de alcaldías mayores fue sustituida por el de intendencias (por primera ocasión el Soconusco paso a formar parte de Chiapas) y generó inconformidad entre las élites gobernantes de aquel tiempo, pues el control que ejercían sobre la fuerza de trabajo de los indios disminuyó. En lo económico, el añil resintió la invención de colorantes sintéticos y la demanda externa descendió drásticamente. Por si fuera poco, comenzó a expresarse una inconformidad contra las autoridades de la Capitanía General de Guatemala, por el abandono en que mantenía a Chiapas.
En efecto, Chiapas padecía, como consecuencia de la implantación del sistema colonial, un doble aislamiento: el de la capital de la Nueva España y de Guatemala; y el interno, motivado por las pocas comunicaciones entre aldeas, un tanto provocado por la situación geográfica, pero también por lo poco atractiva que resultaba la economía chiapaneca para los españoles.
Los notables de Chiapas buscaban afanosamente una salida exitosa a la crisis política y económica.
 


Proponían la creación de una diputación provincial más y crearon la Sociedad Económica de Amigos del País, por iniciativa de fray Matías de Córdova, quien ya pertenecía a la de Guatemala. Mientras tanto España vivía su propia crisis política y la Nueva España caminaba hacia su independencia.

Fue entonces cuando nació la idea de independizar a la provincia, tanto de Guatemala como de España. Los frailes Ignacio Barnoya y Matías de Córdova la promovieron en Comitán, donde se proclamó el 28 de agosto de 1821. En los días subsiguientes las otras ciudades proclamaron la propia, y así las doce delegaciones constituyeron un gobierno provisional, que comenzó los trámites para unirse al imperio mexicano de Iturbide. Después de la caída de este, la disolución del imperio y de una efímera vida independiente, los chiapanecos decidieron incorporarse a la República Mexicana. Para ello realizaron un plebiscito, que determinó la unión a México, lo cual se proclamó el 14 de septiembre de 1824.

Siglo XIX

Al terminar la época colonial, la sociedad chiapaneca se desenvolvía en tres universos distintos y relativamente separados el uno del otro: los pueblos de indios, las fincas mestizas y las villas de origen español. De las dos últimas salieron los ciudadanos que concretizaron la independencia de la provincia de Las Chiapas, primero de España (1821) y después de Centroamérica (1824). Hubo entonces una experiencia de incipiente democracia que es digna de recordar: la toma de decisiones en "cabildos abiertos" por "la gente visible del lugar" en varias cabeceras regionales. Desgraciadamente, este magnífico primer paso fue seguido por la manipulación del voto que realizó la cúpula en el poder. Se manifestó además, con toda crudeza, la división que existía desde tiempo atrás entre las diversas regiones y el antagonismo que oponía, en cada una de ellas, a los distintos sectores de la clase pudiente. Los notables de Tapachula llegaron al extremo de reintegrar el Soconusco, durante 20 años, a la joven república centroamericana, antes de aceptar finalmente su anexión a la federación mexicana en 1844.

La situación económica cambio muy poco, pero la inestabilidad política se incrementó con la lucha entre federalistas y centralistas durante el segundo cuarto del siglo XIX. La vida de los chiapanecos siguió girando en torno de cuatro centros urbanos: Ciudad Real, Chiapa, Tuxtla y Comitán. Los notables de estas cuatro ciudades comenzaron a expandir su poder territorial, en ocasiones despojando a las comunidades indígenas, que sin el amparo de las leyes coloniales quedaron a merced de particulares; y en otras, apropiándose de tierras propiedad del clero. En 1826 se fundó la Universidad Pontificia y Literaria de Chiapas y se introdujo la primera imprenta. En 1828 se creó la que sería la segunda escuela normal del país, surgieron los primeros periódicos, pero la vida cultural de Chiapas siguió permeada por el localismo. En 1842 el Soconusco, que se había unido a las provincias centroamericanas, pasó a formar parte de Chiapas y por supuesto de México.

A mediados de siglo los liberales logran por fin derrotar a los conservadores y se decretan las leyes de corte liberal y la propia Constitución en 1857. En Chiapas, Ángel Albino Corzo se adhiere -con algunos seguidores- al Plan de Ayutla, presionan al gobernador para que se sume a ella y temeroso Fernando Nicolás Maldonado, renuncia a la gubernatura y su lugar lo ocupará el prefecto de Chiapa, Ángel Albino Corzo. Éste deroga las leyes de corte conservador, proclama la Constitución de 1857, crea instituciones públicas y realiza una nueva división político-territorial del estado.

Ángel Albino Corzo se convierte en el principal exponente y defensor de las ideas liberales en el sureste y derrota a los conservadores locales Juan Ortega y José María Chacón; restableció el orden constitucional en Tabasco; combatió a los aliados de los franceses; defendió la integridad territorial del estado ante las pretensiones del gobierno tabasqueño de anexarse los distritos de Palenque y Pichucalco; pero sobre todo, fue el artífice del triunfo de las ideas liberales en Chiapas, durante esa época de transición. Fue depuesto en 1864, estando con licencia por el general Porfirio Díaz, quien con el argumento de inestabilidad política impuso al coronel José Pantaleón Domínguez como gobernador y comandante militar. Fue el propio Díaz quien, aprovechando la inconformidad de varios caudillos militares, lo destituyó a Domínguez de ese cargo en 1875.

Varios gobernadores sucedieron a Domínguez, pero poco lograron para hacer avanzar la economía y la integración de Chiapas, pues el estado estaba dominado por cacicazgos regionales: Sebastián Escobar controlaba el Soconusco, Miguel Utrilla los Altos, Julián Grajales los Valles Centrales y, aunque mermado, José Pantaleón Domínguez enseñoreaba Comitán y sus alrededores. La acción de estos caciques era un verdadero obstáculo para la modernización política y el progreso económico del estado. En el Inter, los tzotziles de San Juan Chamula son agredidos y se rebelan contra el gobierno mexicano, entre 1867 y 1869.

En 1891 la era porfiriana entra de lleno a Chiapas. El coiteco Emilio Rabasa fue designado gobernador del estado, inaugurando con ello “el sistema de gobernadores importados y designados desde la capital de la República”. Rabasa impulsa la modernización política del estado, combate los cacicazgos de Grajales, Utrilla y Escobar, centraliza el poder, moderniza la administración pública, decreta una nueva constitución política local, traslada los poderes del estado a Tuxtla Gutiérrez, promueve la construcción de caminos y carreteras, fomenta la educación como tarea del estado, impulsa la cultura y favorece la inversión extranjera, principalmente en torno de las plantaciones cafetaleras. Su poder se extendió durante casi veinte años, durante ese periodo se promovió el desarrollo agrícola e industrial, se introdujo el teléfono y el telégrafo, se tendieron puentes y se abrieron puertos, beneficiando particularmente a Tuxtla Gutiérrez y el Soconusco, convirtiéndose en importantes centros de poder político y económico.

Etapa Contemporánea

El siglo XX se inauguró en Chiapas con la guerra entre Tuxtla y San Cristóbal en 1911. San Cristóbal, aliado a un ejército del pueblo de San Juan Chamula, pretendió que los poderes volvieran a la antigua capital colonial, pero fueron vencidos militarmente. Luego de vivir durante tres años en paz, los chiapanecos se verían envueltos en una guerra que duró seis años. En efecto, en septiembre de 1914 llegaron al estado tropas carrancistas al mando del general Jesús Agustín Castro. Castro asumió la gubernatura y sus jefes y oficiales ocuparon los principales cargos públicos, disolvió el congreso del estado y decretó una Ley de Obreros, que pretendía poner fin al odioso sistema de servidumbre que prevalecía en Chiapas.

La respuesta no tardo en llegar. El 2 de diciembre del mismo año los finqueros de Chiapas se reunieron en la ribera de Canguí, en Chiapa de Corzo, y decidieron hacerle la guerra a los carrancistas quienes por cierto se dedicaban fuertemente al pillaje. Con un discurso aldeano y localista heredado de esa condición de aislamiento que ha caracterizado al estado por siglos, argumentando la violación de la soberanía y de atropellos a la familia chiapaneca, los propietarios encabezados por Tiburcio Fernández Ruiz en los valles centrales y por Alberto Pineda en los Altos, encabezaron un movimiento rebelde de corte reaccionario contra las reformas del carrancismo. Seis años después, luego de la muerte de Carranza y el ascenso de Álvaro Obregón al poder, los finqueros rebeldes, autollamados mapaches, se alzaron con la victoria, controlaron el poder y cancelaron toda posibilidad de reforma social, sobre todo en lo que respecta a la servidumbre agraria y al reparto agrario.

Entre 1920 y 1936 los mapaches se enfrentan a los carrancistas, socialistas y comunistas por el control del estado. Fueron derrotados en 1925 por una alianza entre socialistas y carrancistas que llevó al gobierno del estado a Carlos A. Vidal, pero este fue asesinado en 1927 en la matanza de Huiczilac y con ello se truncaron las posibilidades de cambio. Por un corto periodo los mapaches volvieron a controlar el poder, pero de nuevo fueron derrotados esta vez por el ingeniero Raymundo Enríquez, quien poco pudo hacer por la inestabilidad política generada principalmente por los grupos ligados a los finqueros. Victórico Grajales fue un gobernador de origen carrancista (1932-1936) que gobernó como finquero mapache. Se distinguió por su persecución al clero, su alianza con los finqueros y campañas contra los indígenas, por considerarlos un obstáculo para el desarrollo económico. Persiguió con saña a los partidarios del general Lázaro Cárdenas.

En 1936 ganó las elecciones de gobernador el ingeniero Efraín A. Gutiérrez y con él la política del cardenismo se puso en marcha en Chiapas: se crearon dos centrales de trabajadores, una de campesinos y otra de obreros, se fundó el Sindicato de Trabajadores Indígenas. Bajo la dirección de Erasto Urbina, el Departamento de Protección Indígena agilizó y amplió el reparto de tierras a campesinos solicitantes y promovió la educación indígena. Por fin, Chiapas logró la estabilidad política y social que le permitiría en los años por venir un nuevo impulso económico y social. No obstante, seguía siendo un estado verdaderamente incomunicado.

Entre 1941 y 1970 Chiapas vive un periodo de estabilidad. El problema central seguía siendo la incomunicación que producía aislamiento y que a su vez despertaba actitudes localistas y regionalistas. “El que nació en San Cristóbal de Las Casas -escribe en 1964 don José Casahonda Castillo- siente y cree que su bello valle es Chiapas. El tapachulteco, el tuxtleco, el comiteco, el pichucalqueño, piensa en igual forma”. Esa incomunicación no permitía el tránsito de personas y mercancías; cada región y en ocasiones hasta cada municipio, se bastaba a sí mismo e incluso en lo cultural podía -y todavía puede- apreciarse la influencia del localismo.

Por ello, una preocupación de la época sería la construcción de vías de comunicación que favorecieran el desarrollo económico. Se transforma el paisaje urbano de Tuxtla Gutiérrez  y Tapachula. Se concluye la construcción del ferrocarril del Sureste que atraviesa los municipios de Pichucalco, Salto de Agua, Palenque, Catazajá y La Libertad. Se terminó la construcción de la carretera Cristóbal Colón que unió a Tuxtla con la frontera guatemalteca. Se inició la construcción de otras vías importantes como la carretera que va de El Escopetazo a Pichucalco, de San Cristóbal a Palenque y ramales hacia regiones como Cuxtepeques y la Frailesca.

Se registró a partir de esto una mayor integración económica y surgió en esta etapa el personaje de un sector social que antes no existía: el ejidatario.

El desarrollo de la infraestructura facilitó el crecimiento de algunas actividades económicas: la agrícola a partir del maíz, café, plátano y algodón; así como la ganadería bovina y porcina. Creció igualmente la población, que pasó de 679,885 habitantes en 1940 a 1’569,053  en 1970, según el Censo General de Población y Vivienda del INEGI de ese año. En lo cultural, el gobernador Rafael P. Gamboa fundó el Instituto de Ciencias y Artes de Chiapas; y Francisco J. Grajales el Ateneo de Ciencias y Artes de Chiapas, dedicado a promover las letras y las bellas artes.

Pese a este progreso, durante este periodo se mantuvieron los rezagos: en lo agrario, en algunas regiones se mantuvo intacto el latifundismo; la oferta educativa siempre fue menor a la demanda; y los problemas políticos también estuvieron presentes, tal es el caso de los problemas post-electorales del 31 de diciembre de 1946 en Tapachula, y el movimiento de los pollinos resultado de la política del gobernador Efraín Aranda Osorio. El crecimiento demográfico era superior al de la economía. En los años setenta, estos rezagos hacen crisis y Chiapas se ve envuelto en dificultades económicas, políticas y sociales recurrentes. Invasiones agrarias, creación de organizaciones sociales, campesinas, magisteriales, obreras y estudiantiles serán el reflejo de una crisis de legitimidad y desgaste del sistema político mexicano y la insatisfacción de las demandas sociales.

Entre 1970 y el año 2000 la sociedad chiapaneca ha cambiado radicalmente. La estructura agraria es ahora favorable al sector de ejidatarios y comuneros. Los pueblos indios, antes sólo considerados como parte del paisaje, juegan ahora un papel protagónico central. El levantamiento del EZLN del primero de enero de 1994 es la expresión del más reciente despertar indígena en nuestro estado. El cambio de preferencia electoral el pasado 20 de agosto, sintetiza los años de lucha y aspiraciones de cambio democrático y pacífico de hombres y mujeres de Chiapas de todas las edades y condición social.
 

PERSONAJES ILUSTRES

Fray Matías Antonio de Córdoba y Ordóñez (1766-1828)
Religioso, político, pedagogo, y literato. Nació en Tapachula. Realizó estudios eclesiásticos en San Cristóbal de las Casas y en Guatemala. En Chiapas, su preocupación por la educación de los indios lo llevó a elaborar en método para enseñarlos a leer y escribir, mismo que fue declarado texto oficial para las escuelas. Estableció en Chiapas la "Sociedad Económica de Amigos del País", de la cual fue director. Escribió sobre filosofía, teología, literatura y pedagogía. Fue promotor de la independencia de Chiapas. El 28 de agosto de 1821, proclamó la independencia de ciudad de Comitán, que fue la primera en hacerlo en Chiapas y en Centroamérica.

Poco después, fue nombrado Rector de la Universidad Literaria de Chiapas. Introdujo la primera imprenta al estado: Publicó el periódico El Pararrayos, y fundó la primera escuela normal de América el 28 de marzo de 1828.

Su obra más trascendental fue "La Tentativa del León y el Éxito de su Empresa" , en donde expone la superioridad humana, dada su inteligencia, sobre los animales y las fuerzas de la naturaleza.

Joaquín Miguel Gutiérrez (1796-1838)
Nació en la capital del estado (Tuxtla Gutiérrez). Desde estudiante era de ideas liberales, luchó por la independencia de México. Fue diputado local y federal así como Gobernador del Estado. Cambió los poderes del estado de San Cristóbal, entonces capital chiapaneca, a la ciudad de Tuxtla. La historia lo registra como un héroe y, por decreto estatal, en 1848, le da su apellido a la ciudad de Tuxtla.

Fray Víctor María Flores (1809-1848)
Nació en Chiapa de Corzo. Realizó estudios de medicina, sicología y literatura; catedrático de filosofía y teología. Se interesó por la educación de la niñez.

Manuel Larráinzar Piñero (1809-1884)
Nació en San Cristóbal de Las Casas; fue abogado relevante y ocupó cargos de diputado federal, senador de la República, embajador de México en Estados Unidos, Italia, Rusia, Suecia y Dinamarca. Fue representante de México ante Estados Unidos, cuando este país pretendió abrir un canal en el Istmo de Tehuantepec, durante el gobierno de Santa Anna. También se le atribuye el mérito de haber logrado acuerdos definitivos con Guatemala respecto al Soconusco. Entre sus obras más importantes figuran: "Análisis del dictamen de la comisión de negocios extranjeros del Senado de la República" y " Notaría histórica del Soconusco y su incorporación a la República Mexicana".

Ángel Albino Corzo Castillejos (1816-1875)
Originario de Chiapa de Corzo, fue Tesorero General de Rentas del Estado. Diputado del Congreso Local y varias veces Gobernador del Estado. En 1848 combatió y derrotó a los conservadores Escudero y Barberena. En el estado de Oaxaca, luchó en defensa de la Constitución de 1857; igualmente, en 1856 dio su apoyo a la conservación del Soconusco como parte del territorio mexicano; combatió a los elementos que sostenían el Plan de Tacubaya (1858); creó la primera escuela indígena en la entidad. Defensor de las Leyes de Reforma, es declarado Benemérito del Estado y muere en su lugar de origen, que para honrar su memoria se llama Chiapa de Corzo.

José Pantaleón Domínguez (1821-1894)
Nació en Comitán de Domínguez, militar que ocupo la comandancia del sureste del país, participó en la defensa de Puebla cuando la invasión francesa en 1863. Ocupó el cargo de Gobernador del Estado de 1865 a 1875. Cambió la sede de los poderes de Tuxtla a Chiapa, y más tarde, a San Cristóbal; en dos ocasiones rechaza el ataque de reaccionarios guatemaltecos.

Sebastián Escobar (1831-1893)
Nació en Tapachula. Jefe político del Soconusco. Combatió a favor de la Reforma y en contra del imperio de Maximiliano; derrotó a los conservadores de Tapachula en 1865. Apoyó el Plan de Tuxtepec y se rebeló en contra de la dictadura de José Pantaleón Domínguez. Al asumir la Presidencia de la República, Porfirio Díaz lo nombró Gobernador Interino y Comandante Militar del Estado de Chiapas. Poco después fue electo Gobernador Constitucional. Murió asesinado en su ciudad natal el 29 de septiembre de 1893.

Emilio Rabasa Estevanell (1856-1930)
Nació en Ocozocoautla. Abogado de profesión, fue Secretario de Gobierno en el estado de Oaxaca, en el periodo de Mier y Terán; Juez de lo Civil y Diputado Local. En la capital del país desempeño varios cargos: Juez, Agente del Ministerio Público, Defensor de Oficio, Catedrático de Economía Política en la Escuela Nacional de Comercio. Ocupó el cargo de Gobernador del Estado en 1891 y después Senador de la República. Se le consideró como él mayor conocedor del derecho constitucional mexicano en su tiempo. Fue autor de las novelas: La Bola, Moneda Falsa, La Guerra de Tres Años, El Cuarto Poder, La Constitución y la Dictadura y la Evolución Histórica de México.

Belisario Domínguez Palencia (1863-1913)
Originario de Comitán de Domínguez, consagró su vida a su profesión como médico y a la política nacional. Fue Presidente Municipal de Comitán, en 1911; y Senador, en 1913. Partidario de Madero, durante el gobierno de Huerta, solicitó al Senado que lo comisionará para pedir la renuncia al dictador. La noche del 7 de octubre de 1913, fue aprehendido en el hotel donde se alojaba y asesinado el día siguiente.

Jacinto Pérez Chixtot (1864-1914)
Militar originario del municipio de Chamula, participó en el levantamiento organizado por Francisco Orozco y Jiménez. Encabezando un grupo armado con machetes, lanzas, palos y algunas escopetas viejas, tomó posesión de Chiapilla, Zinacantán y San Andrés.

José Emilio Grajales Moguel (1872-1915)
Poeta, nacido en Chiapa de Corzo, obtuvo el premio del certámen del Himno a Chiapas, como autor de la letra del mismo.

Querido Moheno y Tabares (1874-1933)
Abogado, periodista y político. Nació en Pichucalco. Juez de primera instancia en Veracruz. Diputado federal. Formó parte del Gobierno de Victoriano Huerta. Fundador de la Secretaría de Industria, Comercio y Trabajo. Colaborador y director de diarios estatales, nacionales e internacionales. Entre sus obras literarias se encuentran: Problemas Contemporáneos, Cosas del Tío Sam, ¿Hacia Donde Vamos?, Ironías y Tristezas, entre otras.

Carlos Augusto Vidal Sánchez (1885-1927)
Político. Gobernador Constitucional del Estado. Nació en Pichucalco. Durante su gobierno estableció industrias, dio garantías a los pequeños propietarios y fomentó la ganadería y la agricultura. Incrementó el número de escuelas primarias con subsidio estatal y exigió a los hacendados que crearan escuelas en sus propiedades. Creó la Confederación Socialista de Trabajadores de Chiapas, que posteriormente pasó a formar parte de la CROM. Introdujo el reparto de utilidades y prohibió a los patrones reemplazar a los trabajadores en huelga.

Victórico Grajales Reynosa (1885-1941)
Nació en Chiapa de Corzo. Durante su mandato como Gobernador Constitucional del Estado se creó la carretera Arriaga-Tuxtla Gutiérrez-Chiapa de Corzo, y se fundó la Escuela Normal Rural. Creó el Departamento de Cultura y Protección Indígena y expidió una ley de panteones.

Rodulfo Figueroa Esquinca (1866- 1899)
Médico y poeta originario de Cintalapa. Desde estudiante se dedicó a la poesía. Sus obras: Olvido, Pequeños poemas en tres actos, Poesías, Lira Chiapaneca, Poesías Inéditas, y Poesías Completas.

Fernández Ruiz Tiburcio (1887-1950)
Político, militar, Gobernador Constitucional del Estado. Nació en Villa Flores el 27 de abril. Al frente de la División Libre de Chiapas combatió a los Carrancistas como máximo líder del movimiento mapachista.

Fidelia Brindis Camacho (1889-1969)
Profesora, Periodista y Feminista. Nació en Ocozocoautla el 6 de abril. Colaboradora de Chiapas Nuevo, periódico revolucionario. Fundadora del periódico El Altruista, portavoz de una asociación filantrópica administrada por mujeres. Participó en la Asamblea del Frente Único Pro Defensa de los Intereses de la Mujer.

Angel Mario Corzo Gutiérrez (1890-1948)
Catedrático y escritor. Nació en Chiapa de Corzo. Inspector, delegado, y Director general de Educación Pública en el Estado. Rector del ICACH y creador del su lema. Fundador de la Escuela Normal del Estado, la Escuela de Artes y Oficios de Tuxtla Gutiérrez, el Consejo Técnico de Profesionistas. Colaborador, director y fundador de diversos diarios. Sus libros de historia y geografía fueron aprobados como textos oficiales por la SEP en el estado.

Rafael Cal y Mayor Gurría (1892-1942)
Militar y político. Nació en Cintalapa el 16 de junio. Se pronunció en contra de la dictadura de Porfirio Díaz. Integró la comisión zapatista para asistir a la Convención de Aguascalientes, en defensa del Plan de Ayala. En Chiapas, combatió a los mapachistas, felicistas y carrancistas. Bajo la bandera del cardenismo se opuso al gobierno de Victórico Grajales.

Emilio Araujo y Araujo (1892-1953)
Originario de Tuxtla Gutiérrez, fue representante de Chiapas en el Congreso Constitucional de 1916 a 1917; y en 1918 Presidente Municipal de Tuxtla Gutiérrez. Como diplomático representó a México en varios países Europeos, y fue dos veces Gobernador Interino del Estado.

Carlos Cáceres López (1893-1972)
Historiador y Político. Nació en San Juan hoy El Bosque, Miembro fundador del Gran Partido Rojo y del Partido Liberal Independiente. Fundó y dirigió los periódicos Adelante, Gaceta Municipal y Chiapas Nuevo. Entre sus obras se encuentran: Chiapas, síntesis geográfica e histórica; Epopeyas de los Chiapas; Leyenda Historica; Historia General del Estado de Chiapas, entre otras.

Ernesto Parrés de Gamboa (1895-?)
Literato. Nació en Tapachula el 1 de diciembre. Usó el seudónimo de "Gastón de Vilac" para publicar diversas obras de poesía, teatro, geografía, folclor e historia.

Samuel León Brindis (1895-1987)
Político y Gobernador del Estado. Originario de Ocozocoautla. Tuvo una destacada labor como funcionario público. Durante su gobierno se creó el Honorable Cuerpo de Bomberos, la Escuela de Enfermería, el Hospital Regional Doctor Domingo Chanona y la Casa de la Juventud para el Estado (hoy INDEJECH). Asimismo, se construyó el boulevard Tuxtla-Terán, se inauguró la Presa Malpaso y la planta generadora de energía eléctrica.

Tomás Zepeda Rincón (1896-?)
Nació en Tapachula, el 13 de septiembre. Estudió la licenciatura, maestría y doctorado en historia en la UNAM. En Gualajara, Jalisco fundó la escuela Normal Superior Nueva Galicia y el Colegio Cervantes. Recibió numerosos reconocimientos por su trayectoria y contribución a la educación en México. Autor de diversos libros y artículos. Murió en la Ciudad de México.

Arqueles Vela Salvatierra (1899- 1977)
Literato, periodista y escritor. Nació el 2 de diciembre en Tapachula. Estudió periodismo en Guatemala. En 1920 se trasladó a la ciudad de México, en donde laboró en diversos periódicos y diarios. En 1949 obtuvo las Palmas Académicas, premio que otorga el gobierno de Francia en reconocimiento a su trayectoria literaria.

José Valenzuela Rodríguez (1902- 1937)
Abogado y catedrático. Nació en Tapachula, el 29 de septiembre de 1902. Cursó la carrera de leyes en la UNAM. Impartió clases de historia universal, latín y griego en la Escuela Nacional Preparatoria y en la facultad de Derecho de la UNAM. Por sus conocimientos profundos sobre las culturas griega y romana, fue considerado como uno de los primeros Helenistas de América Latina. Se le otorgó la distinción de Caballero de la Orden de Isabel la Católica de España. Murió en la capital del país el 29 de mayo de 1937.

Bernardo Reyes Pimentel (1902- 1957)
Historiador. Nació en Tapachula. Fue presidente municipal de su ciudad natal y director del Museo de Historia de Chiapas. Autor de varios estudios e impulsor de investigaciones históricas y arqueológicas sobre Chiapas. Junto con otros intelectuales chiapanecos, fundó el Museo Regional de Antropología e Historia del Estado.

Fernando Castañón Gamboa (1902-1959)
Historiador bibliógrafo y escritor. Nació en Tuxtla Gutiérrez. Trabajó en el acopio de documentos y manuscritos que facilitaron la estructuración de la historia documental de Chiapas, con los cuales se formó la colección que hoy lleva su nombre. Primer director del Archivo General del Estado.

Andrés Serra Rojas (1904-¿?)
Abogado, político, orador y escritor. Nació en Pichucalco. Sobresaliente trayectoria como catedrático y funcionario público. Algunos reconocimientos a su labor son: Profesor Emérito de la Facultad de Derecho y Doctor Honoris Causa; Palmas académicas por la Academia Nacional de Historia y Geografía; Medalla Facultad de Derecho al Mérito; y Medalla Belisario Domínguez.

Francisco Contreras y Álvarez de la Cadena (1904-1949)
Cirujano odontólogo y deportista. Nació en Pichucalco. Precursor del deporte en Chiapas y en México. Integrante de la delegación mexicana en los juegos olímpicos de París en 1924 y de Ámsterdam en 1928. Presidente de la Confederación Panamericana de Asociaciones de Promotores de Educación Física. Un centro deportivo en Tuxtla Gutiérrez lleva su nombre (Panchón Contreras).

J. Mario García Soto (1906- ?)
Nació en Huehuetán. Publicó diversos libros y artículos, entre los que destacan "Soconusco en la historia" y "Geografía General de Chiapas".

Alberto Domínguez Borraz (1913-1975)
Músico. Nació en San Cristóbal de Las Casas. el 21 de abril de 1913. Fue integrante de la orquesta del Conservatorio Nacional de Música. Algunas de sus composiciones son: Perfidia, Frenesí, Humanidad, Hilos de Plata, El que tenga un amor, Mujer sin corazón, Eternamente. Fue declarado hijo predilecto de Chiapas.

Manuel M. Velasco Suárez (1914-¿?)
Científico, político, Gobernador Constitucional del Estado. Fundador y director del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, Presidente del Grupo Mundial de Expertos en Epilepsia de la OMS y de Médicos Mexicanos para la Prevención de la Guerra Nuclear, lo cual le mereció el Premio Nobel de la Paz. Recibió el Premio Chiapas en la rama de Ciencias. Durante su gestión como gobernador, impulsó la economía del estado con la creación de 5 polos de desarrollo: Reforma Juárez, Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de Las Casas, Tapachula y Arriaga–Tonalá.

Julio Farias García (1915-¿?)
Periodista. Nació en Tuxtla Chico el 22 de marzo de 1915. Desde muy joven se dedicó al periodismo, colaboró en diversos diarios y revistas nacionales.

José Castillo Tielemans (1911-1990)
Gobernador del Estado que impulsó la creación de la Central Hidroeléctrica Belisario Domínguez. Sentó las bases para la creación de la Universidad de Chiapas.

Amparo Meza Cruz “Amparo Montes” (1920-2002)
Cantante. Nació en Tapachula el 24 de abril de 1920. Es considerada como una de las grandes de la canción romántica mexicana.

Rosario Castellanos Figueroa (1925-1974)
Nació el 25 de mayo. Se tituló de Licenciada en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM e hizo estudios de post-grado en la Universidad de Madrid, obteniendo la Beca Rockefeller. Fundó el teatro guiñol del I.N.I.; fue delegada de México en múltiples congresos internacionales, una de las escritoras más destacadas de su generación, autora de los libros de poesía: Lívida Luz, Al Pie de la Letra, Lamentación de Dipo, etc.; de las novelas: Balúm Canán y Oficio de Tinieblas; de las colecciones de cuentos; Ciudad Real y los Convidados de Agosto, entre otros. Murió en la ciudad de Tel-aviv, Israel.

Jaime Sabines Gutiérrez (1926-1999)
Ilustre poeta, originario de Tuxtla Gutiérrez. Acreedor de los siguientes reconocimientos: Premio Chiapas, Premio Javier Villaurrutia, Premio Elías Sourasky, Premio Nacional de Ciencias y Artes, Presea Juchimán de Plata, Premio Mazatlán de Literatura, Medalla de Honor de la Sociedad General de Autores y Editores de España. Algunas de sus obras son: La señal, Adán y Eva, Horal, Tarumba, Poemas Sueltos, Crónicas del Volcán, etc.

Mario Penagos Aguilar (1926-        )
Nació en Chiapa de Corzo el 6 de marzo. Investigador, ingeniero metalúrgico y maestro en ciencias materiales. Investigador en material nuclear de la Fundación Ford. Fundador del Instituto Tecnológico Regional. Obtuvo el Premio Chiapas en Ciencias.

Carlos Jurado Delmar (1927-        )
Pintor originario de San Cristóbal de Las Casas. Su trayectoria en la pintura ha valido para algunos reconocimientos como: Premio de Pintura del Concurso Nuevos Valores, Premio de Pintura Anual del Salón de la Plástica Mexicana, Premio de la Bienal Internacional de Clacovia Polonia, Premio en el Concurso Nacional de Cortometraje Científico de CONACYT.

Zeferino Nandayapa Ralda (1931-           )
Músico y compositor. Nació en Chiapa de Corzo. Con la marimba ha participado como solista en casi todas las orquestas sinfónicas de México. Acreedor de Medalla de la Paz (ONU); La Lira de Oro (Sindicato Único de Trabajadores de la Música); Premio Nacional de Arte Popular y el Premio Chiapas.

Eraclio Ramos Zepeda “Laco Zepeda” (1937-       )
Escritor, profesor y político. Nació en Tuxtla Gutiérrez el 24 de marzo. Ha obtenido diversos reconocimientos y premios por sus trabajos literarios, principalmente en el género de cuento como: Premio Nacional de Cuento, Medalla Conmemorativa del INI (Instituto Nacional Indigenista), Premio Xavier Villaurrutia, Premio Chiapas de Arte. Sus libros de cuentos han sido traducidos al polaco, italiano, y francés. Su obra poética y narrativa se incluye en antologías de México, América Latina, Estados Unidos de Norteamérica, Canadá, España, Francia, Alemania, Italia, Bulgaria, República Checa, Polonia, Rusia, Estonia y Lituania.

Arturo Arredondo (1938-    )
Nació en Tapachula el 26 de agosto. Escritor y comunicólogo, publica en varios diarios y revistas nacionales. Autor de "Gozoología mayor", "El Hechicero", “Chiapas, voces particulares”, entre otras.

Mario Raquel Abadía Aguilar (1943-      )
Profesor, músico y escritor. Nació en Tzimol el 22 de octubre. Hizo las licenciaturas en Enseñanza Media y de pedagogía Posteriormente la maestría en Administración. Profesor de educación primaria en Chiapas, Hidalgo y México. Miembro de la Sociedad de Autores y compositores de Música, de la Asociación de Escritores y Amigos del Libro Nacional de Guatemala, de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, de la Asociación Nacional de Periodistas de México, y de la Asociación Nacional de Locutores de México.

Elva Macías Grajales (1944-    )
Poeta y promotora cultural originaria de Tuxtla Gutiérrez. Su obra poética figura en más de cuarenta antologías de México, España, Italia, Francia, Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico.

Carlos Rommel Beutelspacher Baigts (1945-       )
Nació en Chiapa de Corzo el 12 de marzo. Biólogo e investigador, miembro de la Sociedad Mexicana de Etnobiología y Fundador de la Sociedad Mexicana de Lepidopterología. Ha publicado y expuesto más de 45 estudios de carácter científico en congresos, revistas y reuniones científicas.

Carlos Olmos Morga, (1947-      )
Nació en Tapachula. Ha destacado por su obra teatral, la cual ha sido objeto de varios premios nacionales y extranjeros. Ha sido autor de obras de radio y telenovelas. Recibió el premio Chiapas de Literatura "Rosario Castellanos". Sus principales obras son: Cuna de lobos, El presente Perfecto, Juegos Fatuos, Lenguas Muertas, entre otras.

Carlos Próspero García (1949-       )
Nació en Tapachula. Ha publicado tres volúmenes de poesía y parte de su obra aparece en distintas antologías y en traducciones al inglés.

Elsa Hayashi Villagran (1961-        )
Deportista y promotora deportiva nacida en Tapachula. Subdirectora Ejecutiva de la Delegación Mexicana en los Juegos Olímpicos de Barcelona. Secretaria Ejecutiva de Acción Femenil de la Federación Mexicana de Básquetbol. Capitana y entrenadora de la Selección Mexicana de Básquetbol por más de 13 años.

Mario Artemio Aguilar Nandayapa (1965-      )
Nació en Chiapa de Corzo el 19 de octubre. Poeta. Becario de: la Secretaría de Relaciones Exteriores, Centro Chiapaneco de Escritores, de la SOGEN y del FONCA. Ha publicado: El mar es un lago de amor, Canoas, Llueve, Nandúa, Qué pájaro seré, entre otras obras literarias.

CRONOLOGÍA DE HECHOS HISTÓRICOS
 

Año
Acontecimiento
1500 a.C. Nació la cultura Mokaya en la región costera del Soconusco de Chiapas, identificada como la más antigua de Mesoamérica.
300
Establecimiento y florecimiento de las ciudades mayas en la Selva Lacandona, durante la época clásica (300-900 d.C.)
1524
Llegada y conquista de los españoles a zoques, tseltales y tsotziles.
1528
El 31 de marzo en el Valle Hueyzacatlán, el conquistador español Diego de Mazariegos fundó la Villa Real de Chiapa de los españoles, en el lugar donde se ubica la actual ciudad San Cristóbal de Las Casas.
1542
Se aceptó la propuesta de fray Bartolomé de las Casas de crear nuevas leyes a favor de los indígenas: las Leyes de Barcelona limitaron el poder de los encomenderos.
1790
Se fusionó todo el territorio que se llamó Intendencia de Chiapas, dividida en tres partidos: Ciudad Real, Tuxtla y el Soconusco.
1821
8 de septiembre, Jura de la Independencia de España en Ciudad Real, Tuxtla y Chiapa.
1822
16 de enero, se expidió el Decreto de Agustín de Iturbide que integró a Chiapas al imperio mexicano.
1823
8 de abril, se organizó la Junta General de Gobierno, para decidir el futuro político de Chiapas.
1823
21 julio, se emitió el Decreto que declaró a Chiapas libre e independiente de México y cualquier otra autoridad.
1824
24 de enero, se creó el Estado Libre y Soberano de Chiapas.
1824
14 de septiembre se incorporó el estado de Chiapas a México.
1824
12 de noviembre, en Ciudad Real, bando, jura y procesión cívica por el Acta Constitutiva de la Federación y la Constitución.
1825
29 de abril, el Congreso estableció el Tribunal Superior de Justicia de Chiapas.
1826
8 de febrero, se creó la Universidad Pontificia y Literaria de Chiapas.
1826
18 de febrero, se realizó la publicación y jura solemne de la primera Constitución Política de Chiapas.
1828
12 de febrero, fue creada la Secretaría General de Gobierno de Chiapas.
1828
19 de julio, Ciudad Real cambió de nombre por San Cristóbal de Las Casas y los pueblos de Tila, Ixtacomitán y Ocosingo reciben título de villas.
1829
27 de julio, la Villa de San Marcos Tuxtla recibió el título de ciudad.
1838
8 de junio, Joaquín Miguel Gutiérrez Canales fue sacrificado en Tuxtla por tropas conservadoras.
1842
11 de septiembre, el gobierno central declaró la incorporación del Soconusco a México y su unión al Departamento de Chiapas.
1857
Ángel Albino Corzo, Gobernador del Estado proclamó la constitución de 1857.
1861
16 de septiembre, el Congreso de Chiapas resolvió instalar instituciones de la República liberal.
1867
Los tzotziles de San Juan Chamula fueron agredidos y se rebelaron contra el gobierno mexicano.
1883
27 de septiembre, México y Guatemala firmaron el tratado de límites. Se reconoce que Chiapas y el Soconusco son de México.
1890
5 de febrero, Chiapas es ratificado como Estado de la Federación.
1892
9 de agosto, Tuxtla Gutiérrez es declarada definitivamente como capital del estado.
1913
7 de octubre, el Senador Belisario Domínguez fue aprehendido por los esbirros de Huerta, por manifestarse en su contra, fue llevado a Coyoacán y asesinado.
1916
Se establece la Ley del Municipio Libre del Estado de Chiapas.
1920
Los mapaches se enfrentaron a los carrancistas, socialista y comunistas por el control del estado.
1921
La Constitución Política del Estado de Chiapas consignó la existencia en el territorio de 59 municipios.
1930
19 de noviembre, una nueva ley electoral de Chiapas fue aprobada.
1953
28 de enero, se publicó el decreto que crea la medalla Belisario Domínguez, que otorga el Senado de la República.
1965
22 de diciembre, se creó el Patronato Pro-Universidad de Chiapas, que daría pié en 1975 al funcionamiento de la Universidad Autónoma de Chiapas.
1982
Hace erupción el volcán Chichonal, que afectó a grandes extensiones de tierras agrícolas ganaderas y poblacionales, causando además una gigantesca nube de desperdicios volcánicos, que provocó alteraciones al clima mundial.
1982
12 de mayo, la Ley Orgánica de la Administración Pública es modificada y agrupa los municipios de Chiapas en nueve regiones de desarrollo.
1994
1 de enero, el ejército Zapatista de Liberación Nacional se levanta en armas.
1998
La tormenta tropical Earl ocasiona inundaciones en 72 municipios de la entidad, principalmente de las regiones costa y sierra, causando severas pérdidas humanas y económicas.

 


Enciclopedia de los Municipios de México
Chiapas_escudo.png

Campeche

Los antepasados directos de los mayas llegaron a tierras de Campeche hace aproximadamente 5000 años; grupos migratorios provenientes de Guatemala, Honduras y Chiapas poblaron la superficie del estado, fundando importantes ciudades como Edzna, Santa Rosa Xtampak y posteriormente Calakmul y Becan, entre otras.

 

Durante los años 600 al 900 d.C. se manifestó el máximo florecimiento de la civilización maya, a este periodo se le conoce como clásico; sin embargo hacia el siglo X, este mítico pueblo sufrió el llamado “colapso clásico” y ciudades importantes fueron abandonadas por causas desconocidas, este suceso permitió la consolidación del grupo maya- chontal asentado en la región sur del estado, los cuales retomaron las antiguas rutas de comercio con los pueblos del altiplano central.

Al desaparecer la Liga de Mayapan, que agrupaba a los principales linajes de la península, a principios del siglo XI, Campeche quedó dividido en pequeños señoríos; es en estas condiciones sociales como los conquistadores españoles encontraron este pueblo.

Francisco Hernández de Córdoba y Antón de Alaminos avistaron el 22 de marzo de 1517 las costas de Can-Pech, señorío del señor Sol Garrapata (hoy Campeche) y bautizaron como San Lázaro al poblado, por las festividades religiosas de ese día. Por la costa llegaron hasta el señorío de Chakanputun (hoy Champotón) y el día 2 de abril de 1517, los guerreros indígenas encabezados por el cacique del lugar, Moch Couoh, atacaron a los españoles imponiéndoles dolorosa derrota. A causa de las heridas que sufrió Hernández de Córdoba falleció días después en Cuba, por este suceso los españoles le impusieron al lugar el nombre de “Bahía de la Mala Pelea”.

A pocos años de fundada la Villa de Campeche empezaron los desembarcos y ataque a la población y la detención de buques en el mar por los piratas. Guillermo Parquer, Diego el Mulato, Lorencillo, Pie de Palo y otros, capitaneando buques ingleses, holandeses, franceses y hasta portugueses acometieron en diversos años a la Villa de Campeche.

 En 1774, durante el periodo colonial, Campeche recibió el título de ciudad y en 1784 fue declarado puerto menor; sin embargo, en 1804 con motivo de la guerra contra Inglaterra, el puerto fue cerrado, lo que suscitó gran descontento local y la primera solicitud de crear una autoridad independiente del gobierno general peninsular.

La ciudad fue tomada y saqueada más de una vez a pesar de la resistencia que oponían sus habitantes, gradualmente se construyeron los lienzos de sus murallas, los bastiones que los ligan y las otras defensas exteriores que al fin vinieron a ponerla a cubierto de los desembarcos, asaltos y saqueos.

Pero cuando acabaron los filibusteros y piratas quedaron los corsarios, plaga tan terrible, que en menos de ocho años, de 1809 a 1817, arrebató a la matrícula de Campeche cincuenta buques.

La Independencia

El 17 de septiembre de 1821 el ayuntamiento de Campeche, en sesión solemne proclamó la Independencia respecto de España y se pronunció a favor del Plan de Iguala. El 14 de octubre de 1821 ante la presión pública contra Juan María Echeverri, último gobernante español de la provincia de Yucatán, se izó en Campeche, por primera vez en la península, el pabellón tricolor mexicano.

Al coronarse Iturbide volvieron a agitarse los ánimos; los liberales del Partido Sanjuanista apoyaban la Constitución y el 4 de marzo de 1823 secundaron el Plan de Casa Mata las dos principales ciudades de la provincia de Yucatán: Mérida y Campeche, expulsando a los iturbidistas. Sin embargo, se agudizaron las discrepancias políticas entre las dos ciudades. Mientras la diputación provincial en Yucatán intentaba poner condiciones, los campechanos reconocían a la Junta Gubernativa Nacional sin reparos. De esta manera, Campeche desconoció la Junta Gubernativa Provincial, posteriormente el 29 de mayo de 1823, Campeche declaró su unión a México bajo la condición de que fuera una República Federal.

En 1824, el diputado campechano al Congreso Nacional Constituyente, Joaquín Cáceres Armas, presentó un proyecto divisorio de la península en dos estados libres que debían denominarse Mérida y Campeche. Sin embargo, no encontró aprobación definitiva.

Muchos y diversos fueron los conflictos entre los grupos políticos de la península yucateca que oscilaron entre el federalismo y el centralismo; éste era un reflejo de la situación que imperaba en el país.

Hacia 1837, se manifestaron varios levantamientos en contra de la República Centralista, debido principalmente a los altos tributos e impuestos al fisco con motivo de la guerra contra Texas.

Uno de los movimientos lo encabezó Jerónimo López de Llergo en Campeche, tomando Mérida el 20 de febrero de 1839, apoyado por los federalistas. Las fuerzas triunfantes de López de Llergo declararon que Yucatán quedaría separado de la nación mientras no retornara al régimen federal.

El 8 de agosto de 1840 la legislatura de Yucatán concedió a Campeche el título de “muy heroica y liberal” y el 22 declaró gobernador a Santiago Méndez y vicegobernador a Miguel Barbachano, ambos campechanos. En 1841, la legislatura peninsular expidió un decreto indicando que mientras el gobierno de la República no restableciera el federalismo, esta legislatura asumiría las funciones del Congreso Constituyente Nacional y el gobernador las de Presidente de la República. El 31 de marzo de 1841 se promulga la Constitución de Yucatán en cuyo proyecto participó el insigne campechano don Manuel Crescencio García Rejón y Alcalá. Ese código estableció las libertades de imprenta y cultos, abolió los fueros e implantó por vez primera en territorio mexicano el juicio de amparo, creado por ese ilustre abogado.

Las diferencias entre Campeche y Mérida se habían polarizado; el puerto tenía interrumpido su comercio marítimo con Veracruz y Mérida realizaba el suyo con la Habana. La capital, Mérida se inclinaba por la absoluta independencia y Campeche prefería la incorporación con México. Don Andrés de Quintana Roo fue el mediador para la solución del conflicto, pero cuando los términos no fueron de la satisfacción del gabinete presidencial, Santa Anna envió una expedición militar para someter a la península.

El 30 de julio de 1847 se inicia en la península el movimiento social llamado Guerra de Castas; esta revolución indígena asoló ciudades y pueblos en toda la región, irónicamente sería también causa de la reincorporación definitiva de Yucatán al resto del país. El gobernador Barbachano al no encontrar respuesta en las potencias extranjeras solicitó ayuda al gobierno de México quien aporta 150 mil pesos y dos mil fusiles para la solución del conflicto. De esta manera, el 17 de agosto de 1848, Manuel Barbachano declaró la formal reincorporación de Yucatán a la Nación mexicana. El Congreso Constituyente reafirmó como gobernador el 21 de agosto de 1849 a Barbachano. Aprobó la reincorporación a México el 28 de agosto y expidió la tercera Constitución de Yucatán el 16 de septiembre de 1850.

Una nueva entidad

Las elecciones de 1857 provocaron el cisma entre las facciones políticas de Mérida y Campeche, esto generó varias rebeliones en la península y una revolución en Campeche suscitada por la juventud del estado con filiación liberal; participantes en estas rebeliones fueron: Pablo García, Tomás Aznar, Manuel Barbachano, Leandro y Miguel Domínguez, Ireneo Lavalle, Santiago Martínez, Rafael y Francisco Carvajal, José y Antonio García Poblaciones y Perfecto Baranda.

La noche del 6 de agosto de 1857, 150 hombres armados tomaron los principales fuertes de la ciudad; las exigencias de los rebeldes eran: la destitución del ayuntamiento y del juez de lo criminal y la exención de los matriculados del mar del servicio de la guardia nacional, uniéndose a la causa Champotón, la Isla del Carmen y la región del oeste del estado.

Hecelchakán, Dzibalche, Calkiní, Tenabo, Becal, Tinum, Nunkini, Hopelchén, Iturbide, Dzibalchen y Bolonchenticul declararon que era su voluntad integrarse al antiguo Distrito de Campeche y constituir una nueva entidad independiente del resto de Yucatán y que formara parte de la República Mexicana.

El 3 de mayo de 1858 los representantes de Campeche, Nicolás Dorantes y Avila y José García Poblaciones y de Yucatán, Alejandro García, José Antonio Cisneros y Nicolás Rendón redactaron en Halacho un convenio de división territorial, en el que se fijaron los límites comunes y se regularon las relaciones económicas. El convenio fue ratificado en Mérida el 11 de mayo del mismo año y se publicó en Campeche el 15 de mayo. La Junta Gubernativa de Mérida decreta el 18 de mayo el nuevo estado de Campeche y reconoció como gobernador el Lic. Pablo García y como general en jefe de las armas campechanas a Pedro Baranda.

El imperio

Fuerzas comandadas por el imperialista Felipe Navarrete asediaron la ciudad de Campeche, obligaron a capitular a las autoridades y las expulsaron a Cuba. Como consecuencia, Yucatán y Campeche volvieron a constituirse en una sola entidad.

En 1864, el comisario imperial José Salazar Llaregui puso en libertad a los presos políticos y levantó el destierro a García y otros proscritos. Sin embargo, el 13 de agosto de 1866 estalla un movimiento armado en el barrio de Santa Ana y fue culpado el exgobernador García por lo que fue reaprehendido. Puesto en libertad, huye a Tabasco y con el apoyo del gobernador de ese estado Gregorio Méndez, organizó la campaña para recuperar Campeche. El ejército imperialista fue vencido en Hecelchakán por las fuerzas de Manuel Cepeda Peraza el 24 de enero. Juan Carbo y Vicente Capmany asaltaron la isla del Carmen el 23 de abril y Campeche fue tomada el primero de julio de 1867, ese mismo día la tropa republicana al mando de Vicente Capmany se apoderó del resto de los buques imperialistas.

El congreso declara gobernador a Pablo García para el periodo 1868-1871; sin embargo, al ser acusado en el Congreso de la Unión por haber impedido el funcionamiento de la legislatura, fue reemplazado por Tomás Aznar Barbachano.

Aires de Revolución

Francisco I. Madero estuvo como candidato presidencial en Campeche en junio de 1909, acompañado de su esposa y de José María Pino Suárez. En 1910 se levantó en armas Manuel Castilla Brito, amigo de Pino Suárez, quien había sido designado por éste para organizar el movimiento maderista revolucionario en el estado como gobernador provisional, iniciando su campaña en mayo de 1911, resultando triunfador en las elecciones. Asumió el cargo el 16 de septiembre de ese mismo año. Como consecuencia del asesinato de Madero y Pino Suárez, desconoció a Victoriano Huerta y se levantó en armas el 10 de junio de 1913 apoyado por el batallón Aquiles Serdán, pero fueron derrotados por el general Manuel Rivera, posteriormente enviado como gobernador.

Su mandato duró hasta el 9 de septiembre de 1914 cuando entraron las fuerzas constitucionalistas, entre las que venía el general Joaquín Mucel Acereto, nombrado gobernador y comandante militar por Venustiano Carranza. Durante la administración de Mucel se abolió la esclavitud de los peones de las haciendas, se estableció el municipio libre y se publicó la Ley Agraria el 6 de enero de 1915. Pero lo más importante de su periodo es que el 30 de julio de 1917 se expidió la Constitución Política del Estado de Campeche.

Los gobiernos posrevolucionarios hicieron diversos aportes al desarrollo estatal, Angel Castillo Lanz (1928-1931) dictó la Ley sobre Protección y Conservación de Monumentos y Bellezas Naturales y estableció la escuela normal rural de Hecelchakán; el doctor Héctor Pérez Martínez (1939-1943) crea el Archivo Público y el Departamento de Hacienda, realizó las reformas constitucionales que aumentaron a 6 años el ejercicio del poder ejecutivo y a 3 el municipal, sólo por citar algunos de estos avances.

Pocos son los acontecimientos tan importantes que han marcado el destino de Campeche como el descubrimiento que en marzo de 1971 realizara el pescador campechano Rudesindo Cantarell. En esa fecha reportó a PEMEX en Coatzacoalcos la presencia de una enorme mancha de aceite de aproximadamente 7 km. de longitud frente a las costas de ciudad del Carmen. Esto dio lugar en 1975 a la perforación del primer pozo petrolero marino, que fue llamado Chac número 1 en honor al Dios de la lluvia de los mayas, los resultados de la perforación revelaron la existencia de un rico yacimiento. En 1979 se concluyeron las primeras plataformas marinas fijas.

Un acontecimiento más que ha ejercido influencia en la vida en Campeche, es que a causa del conflicto armado en Centroamérica, en mayo de 1984 se trasladaron a territorio campechano 13 mil refugiados guatemaltecos, y en 1986 este número aumentó con la llegada de 12, 500 más.

A finales del presente siglo, nuevas tendencias económicas marcan pautas en Campeche con la instalación de maquiladoras textiles en el territorio estatal. Al mismo tiempo la capital del estado es incluida en la lista de ciudades consideradas como patrimonio histórico de la humanidad por la UNESCO.

 
 

PERSONAJES ILUSTRES

José Jacinto Uc de los Santos Canek

Unas versiones señalan que fue aprendiz de tahonero nacido en el pueblo de Tixbulul (Lerma); otras en cambio ubican su nacimiento en el barrio de San Román de la hoy ciudad de Campeche. Fue hijo de indios mayas asignados al servicio de los religiosos de la ciudad de las murallas, Campeche, los cuales se hicieron cargo de su educación.

Un fraile de la orden de San Francisco le enseñó teología, latín, gramática, moral e historia, al recibir el religioso la orden de continuar su apostolado en Mérida, lo llevó consigo. Algunos biógrafos afirman que por su carácter violento fue expulsado del convento franciscano de Mérida y que eso le inspiró un sordo rencor contra los castizos.

A partir de su expulsión del seno religioso su presencia se hizo manifiesta en ferias y fiestas populares donde con su palabra fácil, el dominio absoluto del idioma materno, y su conocimiento de la historia de sus antepasados lo convirtieron en el caudillo que el sojuzgado pueblo maya necesitaba, organizándose y atacando varias poblaciones.

Los españoles, por su parte, no podían permitir que se propagara esa rebelión que amenazaba sus intereses. Enterado el gobernador de Yucatán, el brigadier José Crespo y Honorato ordenó a las tropas de Sotuta restablecer el orden. En el enfrentamiento murieron 600 rebeldes y 40 soldados. Kisteil fue arrasada e incendiada y el 7 de diciembre de 1761 Canek es llevado a Mérida como prisionero.

Jacinto Uc Canek, fue sentenciado “a ser roto vivo, atenaceado, quemado su cuerpo y esparcidas sus cenizas por el aire”. Su cuerpo destrozado estuvo expuesto en la plaza principal de Mérida, después fue arrojado a la hoguera.

Pedro Sainz de Baranda y Borreyro

Marino y político. Nació en Campeche el 13 de marzo de 1787, a los 11 años era ya grumete y a los 16 se le dio de alta como guardiamarina. El 9 de noviembre de 1804 fue promovido a alférez de fragata e inició sus servicios como tal en el navío San Fulgencio. Demostró disciplina, serenidad y valor luchando al servicio de España en la Batalla de Trafalgar, donde fue herido; ya restablecido de sus lesiones, causó alta en la marina real española el 4 de marzo de 1806.

En el apostadero de Cádiz, el 15 de octubre de ese mismo año, recibió el mando de la cañonera 44 y al frente de ésta tomó parte en varias acciones de guerra contra los ingleses. Pasó luego a la artillería marina y de ahí solicitó su regreso a América, lo que le fue concedido por licencia real. Después de un largo viaje regresó a Campeche el 8 de agosto de 1808, a los 21 años.

Multiplicó sus actividades en el Golfo de México entre los puertos de la Habana, Veracruz y Campeche. Fue ascendido a teniente y electo diputado a las cortes monárquicas en 1820. Al declararse la Independencia nacional, don Pedro Sainz de Baranda fue electo diputado suplente al primer Congreso Constituyente mexicano. Ascendido de teniente de fragata, fue nombrado capitán facultativo de la capitanía de artillería de Mérida y más tarde de Veracruz. En 1823 obtuvo el grado de capitán de fragata y en 1824 fue nombrado capitán del puerto de Campeche y comandante de marina en el estado de Yucatán.

En esa época, el imperio español apoderado de la fortaleza de San Juan de Ulúa no cejaba en sus intentos de recuperar su colonia, desde ahí atacaban constantemente el puerto de Veracruz y hacían sentir un clima de guerra e inseguridad. En tales circunstancias, el gobierno hizo un llamado a sus mejores hombres y es de todos conocido que el capitán de fragata, Pedro Sáinz de Baranda y Borreyro, al mando de una fuerza naval mexicana, la primera así integrada y tripulada con marinería de los puertos de Campeche y Alvarado, logró que mediante el bloqueo marítimo que le impuso a la fortaleza de San Juan de Ulúa, las fuerzas españolas se rindieran a las mexicanas, consolidando así de manera definitiva la Independencia nacional, acabando con el último reducto del poder español en México.

Después de una larga y fecunda vida, don Pedro Sáinz de Baranda y Borreyro, falleció en la ciudad de Mérida, Yuc. , el 16 de diciembre de 1845.

Manuel Crecencio García Rejón y Alcalá

Este insigne campechano nació el 23 de agosto de 1799 en Bolonchenticul, hoy Bolonchén de Rejón, municipio de Hopelchén. Fueron sus padres don Manuel García Rejón, de Valladolid Yuc., y doña Bernarda Alcalá, natural de las Islas Canarias, en España. Realizó sus estudios en el seminario conciliar de San Ildefonso de la ciudad de Mérida y en 1819 se graduó como abogado en la Ciudad de México.

Don Manuel García Rejón, tres veces diputado federal a partir de 1823 y senador de la República en 1829, tomó parte en el Congreso Constituyente; llegó a desempeñar el cargo de Secretario de Relaciones. En 1846 se le reconoció como jefe del Partido Liberal y se proclamó contra la invasión norteamericana; también se le reconoce como impulsor y precursor del federalismo, comenzó a referirse a la República federal desde 1823, junto con Prisciliano Sánchez y Ramos Arizpe.

Su obra fue considerada, con justicia, como la verdadera precursora de nuestro sistema de defensa de las garantías individuales. En su proyecto de Constitución de 1840, después de declarar y consignar las garantías individuales, Rejón estableció con toda claridad un sistema de defensa de la constitucionalidad de las leyes y de las garantías individuales, por medio del cual la Suprema Corte de Justicia podía amparar en el goce de sus derechos a los ciudadanos contra actos del Poder Legislativo y Judicial, estableciendo además que la sentencia que se dictare tendría los efectos de cosa juzgada.

Desde 1840, el “amparo” como se le conoce comúnmente, ha recorrido un largo trecho; la historia nos demuestra que no basta la sola declaración de los derechos del hombre y del ciudadano en algún ordenamiento legal, si no se le provee de una forma de exigibilidad respetable ante los tribunales.

Don Manuel Crescencio García Rejón y Alcalá, falleció en la Ciudad de México el 7 de octubre de 1849.

Justo Sierra Méndez

Político, escritor, periodista y abogado. Nació en Campeche el 26 de enero de 1848, sus padres fueron, la Sra. Concepción Méndez y Echazarreta y el doctor Justo Sierra O’Reilly. Hizo sus primeros estudios en Campeche y los continuó en Mérida hasta la muerte de su padre, en enero de 1861, fecha en la que su familia se trasladó a la Ciudad de México.

Estudió en el Liceo Franco-Mexicano y en el Colegio de San Ildefonso, donde cursó brillantes estudios y mostró su vocación literaria. El más antiguo de los trabajos de don Justo Sierra es una disertación sobre el matrimonio. Se recibió de abogado en 1871 y figuró en los círculos literarios de la época.

Magnífico periodista, escritor y abogado, escribió en prosa y verso. Fue diputado suplente (1880) y propietario (1884) por Sinaloa, y magistrado de la Suprema Corte de Justicia (1894). Los capítulos de su libro En Tierra Yankee se publicaron originalmente en la revista El Mundo (1897-1898).

En 1900 fue designado jefe de la delegación mexicana ante el Congreso Social y Económico Hispanoamericano, que se reuniría en Madrid. Ocupó los siguientes puestos públicos: diputado al Congreso de la Unión, magistrado de la Suprema Corte de Justicia, subsecretario y secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes de 1905 a 1911, durante el régimen de Porfirio Díaz. Funda en 1910 la Universidad Nacional.

Al triunfo de la Revolución, el gobierno del presidente Madero lo nombra, por su relevante personalidad intelectual, ministro plenipotenciario en España.

Fundó, en sociedad con José María Velazco, Jorge Hammeken Mejía y otros, el periódico El Bien Público. En unión de Telésforo García, Francisco G. Cosme, Eduardo Garay y otros, publicó La Libertad, e inició la publicación de la serie titulada La Semana.

Murió el 13 de septiembre de 1912 en Madrid. Fueron solemnes las honras fúnebres que se le tributaron. Hoy descansa en la Rotonda de los Hombres Ilustres. En 1948, la UNAM lo declaró maestro de América y editó sus obras completas en 15 tomos, colección dirigida por Agustín Yáñez.

Joaquín Clausell

Político, pintor y abogado. Nació en Campeche el 16 de junio de 1866, hijo del comerciante José Clausell y Marcelina Troconi, realizó sus estudios en el Instituto Campechano, donde se distinguió por su carácter inquieto y rebelde. Allí mismo obtuvo el bachillerato.

Se instaló en la Ciudad de México para continuar sus estudios. La vida en la capital lo relacionaría con otros jóvenes provenientes de todos los rumbos del país con ideas liberales y modos radicales afines. Se matriculó en la Escuela Nacional de Ingenieros, de la que salió para matricularse en la de Jurisprudencia, graduándose posteriormente de abogado.

La causa del antireeleccionismo se convirtió en una cruzada para estos jóvenes, los cuales se enfrentaron a Porfirio Díaz en 1888. La muerte de Sebastián Lerdo de Tejada en Nueva York en 1889, pero sobre todo el arribo a México de sus restos, reavivó los ánimos antireeleccionistas de los jóvenes que boicotearon el acto oficial en memoria de Lerdo de Tejada en el Teatro Nacional. Esta acción les costó poco más de seis meses en la cárcel de Belem. Clausell colaboró en publicaciones que atacaron al régimen como El Hijo del Ahuizote, El Monitor Republicano y El Universal, fundó El Demócrata.

En ese periódico publicó en forma de novela la sonada masacre realizada en la campaña militar en Chihuahua, bajo el nombre de Tomóchic. Estos relatos serían la causa de un nuevo encarcelamiento de Clausell y la posterior desaparición de su periódico; escapó a Estados Unidos después de poco más de medio año de cárcel, entre tanto, trabajó en lo que pudo ahorrando para embarcarse hacia Europa y conoció París. En aquellos momentos inauguró el pintor Camille Pizarro una exposición que abriría los ojos del joven Clausell quien visitó la exposición varias veces durante las tres semanas que duró ésta.

En 1906, el pintor Gerardo Murillo (doctor Atl) tuvo el tino de incluirlo en la exposición colectiva Savia Moderna y ésta reveló sus facultades de pintor, la pintura fue su música interior, su paño y su templo.

De él escribió el doctor Atl: “su conciencia estética era exactamente igual a su conciencia de político, orador, jurista y de amigo: toda rectitud y claridad. Su pintura es tan personal porque constituye la quinta esencia de la espontaneidad, que no tenía más trabas, ni más límite que su propio talento, bien grande y magnífico. Nunca dijo una mentira ni en la vida de todos los días, ni en el templo de su arte. Su pintura es la expresión más genuina de su propio temperamento, el fruto espontáneo, perfectamente natural, de su espíritu ardiente y de su inteligencia aguda y luminosa”.

Falleció a la edad de 69 años, el 28 de noviembre de 1935, al despeñarse de una de las rocas ribereñas de las lagunas de Zempoala, en el estado de Morelos, mientras realizaba una de sus frecuentes excursiones por el campo mexicano.

Pablo García y Montilla

Abogado y político. Nació en la ciudad de Campeche el 27 de enero de 1824, en la casa correspondiente al número 61 de la calle 61, hijo del modesto peluquero Sebastián García y de la señora María Francisca Montilla (modista) natural de Nueva Orleans.

Realizó sus primeros estudios en la escuela pública del padre Barahona, ingresando después al célebre Colegio de San Miguel de Estrada. En 1850 se graduó en la universidad de Yucatán, siendo estudiante en Campeche, fue profesor de filosofía, aprendió francés y tradujo algunos textos importantes como el Compendio de Filosofía de Povele; antes de revolucionario y gobernador, fue síndico del ayuntamiento, juez de primera instancia de lo criminal, juez de distrito, secretario del jefe de operaciones en 1848 contra los indios sublevados. En 1857 diputado local y encabezó la división política que hizo posible, finalmente, la escisión del distrito de Campeche y su elevación a entidad federal. Todas las medidas políticas que puso en práctica, hicieron posible el asegurar que cuando el país recuperó el orden constitucional, no tuvo otra alternativa más que reconocer a Campeche como un nuevo estado federal y a García su gobernador.

Convenios territoriales y hasta una Constitución local, fueron algunos de los documentos presentados por García al Congreso Federal, que finalmente sancionó la creación del estado por decreto definitivo en 1863. García respondió con lealtad y patriotismo al reconocimiento de su obra política, y así defendió a la República cuando los franceses se presentaron en el Carmen y sin poder lograr más en la batalla, capituló ante los invasores en enero de 1864; pero al poco tiempo retornó del destierro y apoyándose en el gobernador tabasqueño Gregorio Méndez, volvió a la lucha y recuperó Campeche en junio de 1867 y su puesto de gobernador.

Fue electo nuevamente para el período de fines de 1867 a septiembre de 1871, pero una vez más aparecieron sus diferencias con influyentes políticos ante el gobierno de la República por lo cual fue acusado, primero ante la Cámara de Diputados y después en la Suprema Corte de Justicia, de violaciones constitucionales, logrando que fuera declarado culpable y suspendido del poder en 1870.

Pablo García se refugió en Mérida ciudad que lo acogió sin rencores por más de un cuarto de siglo y ahí se desempeñó como miembro del Tribunal Superior de Justicia, profesor en la escuela de Jurisprudencia, participó en labores educativas oficiales, escribió artículos para publicaciones locales y nacionales. En octubre de 1882, la legislatura de Campeche, lo declaró Benemérito del Estado, según refiere Pérez Galaz.

Luis Alvarez Barret

Educador. Nació el 16 de enero de 1901 en la ciudad de Hecelchakán; fue peón, maquinista, poeta y maestro. Secretario del ayuntamiento; juez del registro civil; tesorero municipal; director de la escuela Juan Francisco Molina en Hecelchakán; catedrático de la Escuela Normal de Hecelchakán; inspector escolar en ciudad del Carmen y Calkiní. Director de educación en el estado de Campeche y Yucatán; director federal en el estado de Hidalgo; jefe de la sección de normales rurales; escribió libros sobre educación elemental y director general de educación federal en Yucatán en 1937.

En 1940 fue director del Instituto de Pedagogía e Higiene Escolar, director del Instituto Federal de Capacitación del Magisterio y director general de enseñanza normal. También fue asesor del Consejo Nacional Técnico de la educación; presidente de la Academia Mexicana de la Educación; presidente del Consejo Técnico de la Educación en 1969; secretario particular del ministro de educación, y consejero de la Secretaría de Educación Pública.

Delegado general de educación en Campeche y después en Yucatán, director de educación de adultos en la República, obtuvo las medallas Ignacio M. Altamirano y Belisario Domínguez y escribió también libros sobre pedagogía. Falleció en Mérida, Yucatán en 1981.

Juan de la Cabada Vera

Escritor. Nació en la ciudad de Campeche en 1903. Lo distinguió su carácter franco e inquieto. A los dieciocho años encontró trabajo en los campos petroleros de Tampico. Viajero incansable se fue a Cuba a edad temprana; al regresar a México se dedicó a conocer el país.

Radicó en la Ciudad de México de 1923 a 1927, donde empezó a publicar sus primeros cuentos y relatos. Colaboró en diferentes publicaciones como El Libertador, Espartaco y El Machete, órgano del Partido Comunista Mexicano al que siempre perteneció, habiendo sido en 1979 candidato a diputado federal por ese organismo político, por el distrito del Carmen, Campeche. Fundador activo de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (LEAR); en 1923 asistió al primer congreso de escritores americanos reunidos en Nueva York en mayo de 1935, a su retorno lo eligen presidente de la Liga.

En 1937 emprendió un viaje a Europa, publicó Taurino López y su obra comenzó a ser distinguida en 1940 con la aparición de sus cuentos Paseo de Mentiras, entre 1940 y 1943 se traslada una temporada en las selvas de Quintana Roo y Campeche, en donde colabora con algunas publicaciones de la capital mexicana como Tierra Nueva, Cuadernos Mexicanos, El Hijo Pródigo y México en la Cultura; su libro publicado Incidentes Melódicos de un Mundo Irracional fue calificado por José Luis Martínez como una extraordinaria fantasía de inspiración indígena.

En 1945 se internó en tierras lacandonas junto con el realizador Giles Healex, quien filmó la película de carácter antropológico Los Mayas; en 1947 fue contratado para impartir dos cursos de literatura hispanoamericana en el Middlegury College de Nueva York y en 1948 se le nombró jefe de redacción del Diario de Nueva York.

De 1949 a 1950 trabaja como libretista y regresa a México, donde colabora en varias revistas de la capital como Mañana, Bellas Artes y Universidad y en los periódicos La Voz de México y Oposición. Intervino como argumentista y adaptador de más de una docena de películas.

Uno de los argumentos que Juan de la Cabada escribió para el cine Las Fuerzas Vivas tuvo un gran éxito. Se ha mencionado que el guión cinematográfico El Brazo Fuerte aparecido en 1963, constituye una sátira contra el caciquismo, sátira considerada como un trabajo saludable, rebosante de humanidad y de verdad, fue filmado en 1977.

Encontrándose su obra dispersa, la Universidad de Sinaloa editó varios volúmenes agrupándolos como obras completas, poco antes de su fallecimiento.

Juan, el de la melena plateada y el paso ágil, eternamente joven a pesar de sus años, campechano no sólo de nacimiento sino por su actitud ante la vida, vivió en Campeche sus últimos meses, siempre acompañado de amigos y jóvenes intelectuales de la localidad. Murió en la Ciudad de México el 26 de septiembre de 1986.

Su valiosa biblioteca fue adquirida en 150 millones de pesos, por Fernando Gutiérrez Barrios, donando este acervo a la Universidad Veracruzana el 4 de abril de 1990. Las gestiones las realizó la Sociedad General de Escritores de México, encabezada por Eraclio Zepeda y Luis G. Basurto. Libros, documentos personales e históricos, obra gráfica y pictórica, así como textos inéditos de Juan, se han incorporado al patrimonio de la mencionada Universidad en la ciudad de Jalapa, habiendo hecho la entrega su viuda Esther Martínez de origen cubano.

Héctor Pérez Martínez

Escritor y político. Nació en la ciudad capital de Campeche el 21 de marzo de 1906, siendo el primogénito del licenciado Juan de la Rosa Pérez Canabal y de la señora María Martínez Alomía. Sus primeros años los estudia en la escuela Florinda Batista, en el colegio del licenciado Manuel R. Samperio y en el Instituto Campechano. Pérez Martínez, muy joven se trasladó a la Ciudad de México, donde corrieron sus días como estudiante en la Escuela Preparatoria de San Ildefonso.

Los estudios y el trabajo periodístico, sin mengua del apego a su tierra nativa, se desarrollaron en los primeros años de la década de 1920. La segunda fase de escritor la encontramos en el Sol de Provincia, revista de la vida y arte regionales que se publicó de 1924 a 1926 en la ciudad de Campeche, y cuyo director fue el licenciado Juan Girón de la Cabada. Su estancia como jefe de redacción del Sol de Provincia, fue muy breve, debido a que se estableció en la Ciudad de México para continuar sus estudios de odontología.

Desde su lejanía siguió enviando algunos trabajos a esta revista y en otro viaje a Campeche en 1927, publicó en enero sus poemas titulados En la sombra del Patio.

Al ingresar al periódico El Nacional Revolucionario se le identifica como un escritor de la generación que recoge la responsabilidad del movimiento de 1910 y la de una nueva perspectiva; en ese año también se le ve al lado de Juan de Dios Bojórquez, escribiendo en el bloque de obreros intelectuales para la revista Crisol, órgano que pretendía contribuir al esclarecimiento y definición de la ideología de la Revolución; como miembro del BOI ocupó el cargo de secretario de prensa y propaganda en el comité ejecutivo.

Paralelo a su ejercicio periodístico, fue la publicación de sus trabajos literarios: una novela y un ensayo; así, periodismo y literatura lo llevaron al estudio histórico y en 1934 apareció su famosa obra Juárez el Impasible.

Poco después, representa al primer distrito electoral de Campeche en el Congreso de la Unión, en donde hermana su actividad parlamentaria con la de escritor y periodista; publica artículos, polemiza, da a la publicidad nuevos libros y así, cada vez más preparado para servir a México, llega al gobierno del estado de Campeche donde realiza una obra ejemplar y de la que se ha dicho: “Como gobernador, desarrolló una obra constructiva y vertical en todos los aspectos, en favor de sus coterráneos; construyó escuelas primarias, de segunda enseñanza y de estudios superiores, tratando de liquidar el analfabetismo y de elevar la cultura; edificó hospitales y centros asistenciales; abrió caminos para comunicar los poblados y mejorar la economía rural, defendió a los explotados contra la voracidad de los modernos encomenderos; fomentó las cooperativas y embelleció materialmente a Campeche; convivía con su pueblo en ceremonias, fiestas y vaquerías, compartiendo el pan y la sal con los humildes, pues la presunción y altivez le eran ignoradas; en fin: hizo por su estado lo que no se había hecho antes”.

Dejó en Campeche la huella imborrable de su paso y volvió a la Ciudad de México a continuar su trayectoria tanto en su obra como con la generación a que pertenecía y en diciembre de 1942 fue designado oficial mayor de la Secretaría de Gobernación para colaborar con el titular, licenciado Miguel Alemán.

Posteriormente, en el año de 1945 ocupó la Subsecretaría de Gobernación y al llegar a la presidencia de la República el licenciado Miguel Alemán, fue designado el 1 de diciembre de 1946 secretario de Gobernación, y así el periodista, el escritor, el historiador, el político, llegaba a un alto destino.

Cuando su presencia como secretario de Gobernación se veía incansable como servidor público de México, a la edad de 42 años le sorprendió la muerte en el Puerto de Veracruz, víctima de un problema cardiaco el 12 de febrero de 1948. Fue autor, entre otros títulos de: Piraterías en Campeche, en los Caminos de Campeche y Cuauhtémoc, Vida y Muerte de una Cultura.

María Lavalle Urbina

Educadora y abogada. Nació en la ciudad de Campeche en 1908, realizando en este lugar todos sus estudios hasta 1926 en que obtuvo el grado de profesora de educación primaria elemental y superior, y el título de licenciada en derecho en 1945. Tuvo una larga y variada carrera, fue entre otras cosas, directora de escuela primaria en 1943, dirigió la campaña de alfabetización en Campeche de 1944 a 1947, ejerció la docencia en la Escuela Normal incorporada al Instituto Campechano.

Sin lugar a dudas fue la mujer que más ha destacado por Campeche internacionalmente en el siglo XX. Magistrada del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, del 9 de abril de 1947 a 1954. Jefa del departamento de previsión social de la Secretaría de Gobernación de 1954 a 1964, representante de México ante la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, de la ONU de 1957 a 1968. Presidenta de la Academia Mexicana de la educación de 1958 a 1959 y otras representaciones importantes de carácter internacional.

Senadora de la República por el estado de Campeche de 1964 a 1970, ocupando el cargo de presidenta de la Comisión de Justicia; fue la primera mujer que ocupó la presidencia del Senado, en diciembre de 1965; delegada del Senado a tres reuniones parlamentarias México-Estados Unidos; directora nacional femenil del Partido Revolucionario Institucional de mayo de 1965 a febrero de 1971, directora del registro civil de diciembre de 1970 a noviembre de 1976, subsecretaria de Educación Pública de diciembre de 1976 a julio de 1980, asesora del secretario de Educación Pública de 1980 a 1982 y directora de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito de diciembre de 1982 a octubre de 1984.

Recibió numerosas distinciones de organismos nacionales y de instituciones extranjeras, así como medallas que no sólo acreditan su labor, sino también su talento manifiesto en los cargos públicos y comisiones que desempeñó a lo largo de su vida.

Escribió numerosas conferencias y pronunció innumerables discursos. El gobierno del estado de Campeche publicó en 1988, tres volúmenes que contienen su obra y son testimonio del prestigio y sabiduría que la iluminó. Falleció en la Ciudad de México el 23 de abril de 1996.
 

CRONOLOGÍA DE HECHOS HISTÓRICOS
 

0 a.C. Becán era un importante centro político y económico, la cual se estima que a mediados del siglo XIV d.C. fue abandonada.
1443 Fundación de Calkiní
1517 Desembarco de Francisco Hernández de Córdoba y primera derrota de los españoles.
1518 Descubrimiento de la Isla del Carmen por los españoles.
1540 Es fundada la villa de San Francisco de Campeche.
1546 Introduce Montejo, El Viejo, el cultivo de la caña de azúcar en su Encomienda de Champotón.
1558 El 26 de octubre los piratas ocupan la Isla de Términos.
1597 Ataque de William Parquer a los campechanos que tienen que refugiarse en el convento de San Francisco.
1610 A partir de este año son levantadas las primeras obras de defensa de la villa, los fuertes de San Benito en la playa del barrio de San Roman, el Bonete en la plaza principal y San Bartolomé en la playa cercana al convento de San Francisco.
1644 El corsario inglés James Jackson ataca Champotón.
1672 El pirata Laurent Graff saquea y quema Champotón.
1684 El gobernador don Juan Tello de Guzmán informa al rey que ya ha comenzado la construcción del primer baluarte de la muralla y del muelle.
1685 Ataque de Lorencillo el peor de cuantos se llevaron a cabo contra la villa de Campeche. La población es sistemáticamente arrasada y saqueada. Muchos de los sobrevivientes prefieren emigrar y el número de habitantes queda reducido a un tercio.
1703 Se encuentran casi concluidos los ocho baluartes y las cortinas, y se plantea la necesidad de rodear con un foso a la muralla.
1777 El rey de España otorga el título de ciudad a la villa de San Francisco de Campeche. Es la primera en el sureste.
1799 Nace en Bolonchenticul, el jurista Manuel Crescencio García Rejón y Alcalá, denominado padre de la Ley de Amparo.
1813 Por disposición del virrey don Félix María Calleja, en virtud de las dificultades en la comunicación, el Carmen pasa a depender de la provincia de Yucatán.
1821 El 19 de septiembre se constituye por decreto el primer ayuntamiento de Palizada, compuesto por un alcalde, cuatro regidores y un síndico.
1822 La Isla del Carmen queda subordinada a Puebla.
1823 El 10 de febrero, Santa Anna incorpora a la Isla del Carmen y Palizada al estado de Tabasco.
1824 La Isla del Carmen se incorpora a Yucatán.
1825 La Isla del Carmen vuelve a depender de Tabasco.
1828 El 18 de noviembre por decreto del Congreso de Yucatán se concede el título de villa del Carmen (hasta entonces el nombre había sido villa de Veleros) y el escudo. El nombre del Carmen, motivado por la fecha de expulsión de los piratas había sido impuesto por la costumbre.
1834 El 29 de junio los federales derrotan a las fuerzas centralistas en Hecelchakán.
1840 El 30 de noviembre, el Congreso de Yucatán divide la península en cinco Departamentos, Carmen pasa a formar parte del Departamento de Campeche.
1840 Segundo sitio a la ciudad. Los liberales toman Campeche y el gobierno centralista la debe abandonar. Se le concede a la ciudad el título de muy heroica y liberal.
1843 El general Santa Anna por decreto del dos de octubre acordó que el Partido del Carmen pasara a la jurisdicción del estado de Tabasco mientras Yucatán permaneciera separado de la Nación.
1844 El 14 de febrero regresa Carmen a la jurisdicción de Yucatán, en virtud de que en diciembre de 1843, Yucatán se adhiere nuevamente a México. 
1846 La guarnición militar de Campeche desconoce al gobierno de Yucatán, rechaza la República federal e impone el centralismo.
1846 El comodoro Perry, comandante de la escuadra yanqui en el Golfo, nombra gobernador de la Isla del Carmen a Mr. Mac-Gruder, quedando Carmen bajo la protección de los Estados Unidos.
1848 La rebelión o guerra de castas iniciada en Yucatán invade el Partido de los Chenes. La población blanca y mestiza de esa zona sumada a la de varios pueblos y villas yucatecas se hacinan tras las murallas de la ciudad. 
1848 Mayas insurrectos atacan Bolonchenticul.
1849 En marzo los indios sublevados atacan Dzibalchen.
1853 El general Santa Anna decreta que el Carmen es territorio federal.
1857 El 7 de agosto se emancipa el Estado.
1857 El 17 de diciembre el Congreso Constituyente de la Nación reincorpora a Yucatán la Isla del Carmen y Palizada.
1858 El 3 de mayo, el Distrito de Campeche se escinde de Yucatán.
1858 Firman en Calkiní los comisionados de Campeche y Yucatán el convenio de la división territorial, por el cual Campeche adquirió el rango de Estado.
1860 El 2 de febrero se inaugura el laico Instituto Campechano. En ese local había funcionado sucesivamente: el convento de San José y después el Colegio Clerical de San Miguel. Su primer rector es don Tomás Aznar Barbachano.
1862 Los franceses invaden la Isla del Carmen. 
1863 Desembarcan tropas francesas en Champotón.
1865 El 7 de junio corre de Mérida a Campeche la primera locomotora del ferrocarril peninsular.
1870 El 16 de mayo el Congreso de la Unión erigido en gran jurado depone como gobernador de Campeche al Lic. Pablo García y Montilla.
1870 El 16 de septiembre don Joaquín Baranda inauguró la primera línea telegráfica en los chenes, la de Campeche-Hopelchén-Iturbide.
1872 A raíz de la abolición de la esclavitud de los E.U.A. (1865) se establecen en el Carmen grupos esclavistas, uno de ellos compra en el afluente, San Pedro, la finca del mismo nombre, en la región de Candelaria.
1890 Se inicia la explotación del chicle, con gente de Tuxpan Veracruz para la explotación del látex.
1894 El 7 de agosto el Liceo Carmelita es incorporado al Instituto Campechano. 
1895 Se establece la Compañía Telefónica Mexicana en la entidad.
1899 El 9 de marzo el gobierno federal entrega en concesión el servicio telegráfico de la ciudad de Campeche.
1899 El 10 de marzo se inauguró el teléfono urbano en Campeche.
1902 Se inicia la extracción del chicle en el área conocida como La Montaña, en la región de los chenes.
1905 Los mayas entregan sus armas al gobierno campechano.
1913 En la población de Hecelchakán, se levantó en armas el gobernador Manuel Castilla Brito contra el régimen de Huerta.
1915 Se publica la Ley de Administración Interior del Estado.
1916 Comienza a regir la ley de administración interior del Estado y marca el nacimiento de los primeros ocho municipios libres campechanos que son: Calkiní, Carmen, Campeche, Champotón, Hecelchakán, Hopelchén, Palizada y Tenabo.
1937 En mayo se crea la primera cooperativa de explotación chiclera, sus fundadores fueron: don Alvaro Abreu (de Campeche), don Rafael Castillo Maury (de Campeche) y un alemán llamado don Frederich Howard. La cooperativa se llamó los chenes.
1946 Termina en la región la explotación chiclera, quedando abandonados infinidad de campamentos y equipos de trabajo. La causa del declinar de la chiclera fue la invención de las gomas sintéticas.
1955 El gobernador Alberto Trueba Urbina crea la Universidad de Campeche y las secundarias en los municipios de Palizada y Hecelchakán.
1959 El expresidente de la República Emilio Portes Gil y otros personajes develaron una placa alusiva a don Manuel Crescencio García Rejón en su casa natal de Bolonchenticul.
1963 El 19 de marzo, llegan a Candelaria procedentes de la laguna en un viaje de más de 3000 kms., 504 colonos. Una pequeña avanzada había llegado en 1962, se inicia en esta etapa la llegada de colonos de diferentes partes del país a establecerse principalmente en Escárcega, Champotón, Campeche y sur del municipio de Hopelchén.
1971 En marzo, el pescador campechano Rudesindo Cantarell reportó a petróleos mexicanos la presencia de una enorme mancha de aceite de aproximadamente 7 km de longitud frente a las costas de ciudad del Carmen, lo que dio lugar a la perforación de pozos petroleros marinos en esa zona.
1975 Se perfora el primer pozo petrolero marino en Carmen, denominado Chac núm. 1, revelando la existencia de un rico yacimiento de crudo.
1984 Se trasladan a Campeche 13,000 refugiados guatemaltecos que huían de la violencia en su país.
1996 Se crea el municipio libre de Calakmul, mediante decreto número 244, publicado el 31 de diciembre de 1996.
1998 El día 19 de junio por el decreto número 57 del H. Congreso del Estado, se da a conocer la creación del municipio libre de Candelaria.

 


Enciclopedia de los Municipios de México
Campeche_escudo.png

Baja California Sur

El estado de Baja California Sur, que se encuentra localizado en  el noreste de la República Mexicana y es uno de los estados jóvenes del Pacto Federal, fue creado por Decreto Presidencial el 8 de octubre de 1974, transformándose de Territorio Federal en Estado Libre y Soberano.

A partir de la Independencia, las, Californias inician ,los primes intentos de organización política. La Constitución de 1824 determinó que las Californias se, integraran en un solo territorio con un gobernador en Loreto; estableciéndose, asimismo, una Diputación Territorial. Para 1837 las Californias formaron parte de un departamento que comprendió la Baja y la Alta California. En 1846 se restablece el sistema federal, y los departamentos se convirtieron en estado, integrándose por primera vez el estado de las Californias, mismo que en 1847 desapareció, conformándose dos Territorios independientes entre sí; el territorio de la Baja y la Alta California. Es en 1888 cuando en la Baja California se constituyen dos distritos, el norte y el sur, mismos que eran presididos, en cada uno de ellos, por un gobernador designado por el Ejecutivo del país; esta forma de organización política se mantuvo hasta 1931 en que ambos distritos adquirieron la categoría de territorios, divididos en el paralelo 28.

En este período, desde 1824, ya existía la organización municipal que fue evolucionando. durante todo el, crítico siglo pasado, hasta Integrarse los municipios de San José del Cabo, Santiago, San Antonio, Todos Santos, La Paz, Comondú y Mulegé, mismos que son ratificados posteriormente al Movimiento Revolucionario. En 1928, por un acuerdo presidencial, desaparecen los municipios en el territorio, creándose el sistema de delegaciones políticas dependientes del Poder Ejecutivo del Territorio; este hecho marca una transformación profunda dentro del sistema político sudcaliforniano, al desaparecer la representación popular de los mandatarios en este nivel de gobierno; así, durante 41 años consecutivos se mantendría el sistema de delegaciones políticas.

En el gobierno del general Lázaro Cárdenas,. en 1936, se produjo un hecho trascendente para la vida económica del territorio, al decretarse la existencia de la zona libre. Esta disposición presidencial contribuyó enormemente a la promoción del desarrollo en el Territorio y permitió, años después, la consolidación del comercio de productos de importación que para 1982 habría de desplomarse por las circunstancias de la crisis económica. que país enfrentara en esta década. El hoy estado de Baja California Sur, en su historia como Territorio, fue gobernado por grandes hombres, que si bien la mayoría no eran nativos de esta tierra, sí entregaron lo mejor de sus experiencias y capacidades para beneficio de los sudcalifornianos. El diputado constituyente, general Francisco J. Mújica, tuvo como obra destacada la centralización de todas las oficinas gubernamentales, lográndose, por primera vez, que el presupuesto destinado al Territorio fuera ejercido en su totalidad por el gobierno territorial, lo cual vino a crear mejores alternativas de aplicación y, fundamentalmente, a cubrir las verdaderas necesidades de sus habitantes. En enero de 1946, por segunda ocasión, el ilustre sudcaliforniano, .general Agustín Olachea Avilés, es gobernador de su tierra nativa; durante este período, las actividades se orientaron hacia el cultivo de la tierra, promoviéndose además el sistema educativo, lo cual contribuyó grandemente a la desaparición del analfabetismo en Baja California Sur.

En .la década de los sesenta, los sudcalifornianos, buscando la mayor integración política y económica del entonces Territorio iniciaron uno de los movimientos políticos más importantes, a través de la conformación del Frente de Unificación Sudcaliforniana, movimiento que fue precursor de lo que hoy es el estado número 30 de la nación, Baja California Sur, y es precisamente a partir de este período cuando se inicia, a ritmo más firme y acelerado la integración del territorio con el resto del país, así como a su interior, destacando importantes obras escolares; se abrieron brechas en la intrincada geografía para comunicar a los pueblos; se dio impulso a la navegación aérea y se inauguró la primera ruta del trasbordador La Paz-Mazatlán; en el segundo quinquenio de esta década, en el gobierno del licenciado Hugo Cervantes del Río, se inició formalmente la pavimentación de la carretera transpeninsular, el tendido de numerosas líneas de electrificación; se crearon nuevos órganos de gobierno para promover la cultura y el desarrollo económico, se dio impulso a la agricultura y se registran, asimismo,. avances en vías de comunicación con la integración del trasbordador Gustavo Díaz Ordaz en 1970 y el aeropuerto internacional "Manuel Márquez de León".

Baja California Sur, para este período, ya había logrado diversificar sus actividades económicas, que por siglos habían sido la agricultura y la ganadería, actividades básicamente de autoconsumo, destacando el comercio, el turismo y un incipiente desarrollo industrial en algunas regiones del territorio. La vida económico empieza a expandirse con mayor dinamismo y con ello la población, los servicios y, en general, todos los renglones de progreso.

Un el primer gobierno constitucional, 1974-1981, del licenciado Ángel César Mendoza Arámburo, se consolida la pirámide educacional con la creación de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, se presenta un despegue industrial con la creación de Roca Fosfórica Mexicana, la vida comercial es firme y la fisonomía urbana se mejora considerablemente. En el segundo gobierno constitucional, 1981-1987, que tuvo al frente a Alberto Andrés Alvarado Arámburo, el desarrollo, a pesar de la crisis económica, registra importantes avances; los programas de gobierno y los convenios de coordinación entre Federación y Estado permiten mantener la estabilidad económica de Sudcálifornia, con grandes acciones como lo fue el Plan Hidráulico Estatal por el cual se construyeron presas, acueductos y bordos de protección para asegurar el vital líquido que permitiera continuar desarrollando la agricultura y la industria.

Baja California Sur, por varias décadas, conforma su economía con una estructura dependiente del sector terciario, estimulada por el sector comercial, ligado en gran medida a las importaciones, situación que provoca la virtual desvinculación del estado con los centros productores del resto del país y, consecuente- mente, origina una economía más vulnerable a las devaluaciones y, en general, a la crisis económica del país. Actualmente la crisis se manifiesta en la entidad por la restricción de la actividad comercial y por la reducción del turismo nacional; esto ha permitido iniciar medidas para reorientar las actividades económicas hacia otros sectores, como la pesca, dándole mayor impulso a la industria y al turismo.

PERSONAJES ILUSTRES

Manuel F. Montoya (1890-1913)
Mártir de la revolución mexicana organizó a los habitantes de la región para enfrentar a la dictadura Huertista, debido a los intereses extranjeros, las fuerzas federales disponen el envío del cañonero "Tampico", quien quebrantó la resistencia de este grupo en lo que se conoció como el sitio de "casa blanca".

Coronel Pedro Altamirano: (1881-1982)
Originario de San Ignacio, se inspiró en principios liberales dándose de alta en las tropas revolucionarias, en las que se le otorgó el grado de teniente, sus méritos le permitieron obtener diversos ascensos hasta alcanzar el Grado de Coronel. Participó en el sitio y toma de Santa Rosalía en septiembre de 1914, logrando la rendición incondicional de las fuerzas federales.

Manuel Márquez de León
General, escritor y periodista. Tomó parte activa en la Guerra de Reforma y contra la intervención Francesa Liberal, descansa en la Rotonda de los Sudcalifornianos Ilustres en La Paz

Rosaura Zapata Cano
Educadora. Creadora de los jardines de niños en México. Descansa en la Rotonda de los Sudcalifornianos Ilustres en La Paz.

Clodomiro Cota Márquez
Coronel. Sobresalió por su lucha a favor de los derechos y libertades individuales y en defensa de la patria oponiéndose a la intervención francesa.

Agustín Olachea Avilés
General, revolucionario. Secretario de la Defensa Nacional y Gobernador del Territorio de Baja California Sur dos veces.

Melitón Albañez
General, revolucionario.

Domingo Carballo Félix
Profesor. Maestro destacado que descansa en Rotonda de los Sudcalifornianos Ilustres en La Paz.

Jesús Castro Agúndez (1906-1984)
Maestro normalista, poeta y político, principalmente del área educativa. Cronista del Estado y Senador. Escribió varios libros, principalmente de tipo anecdótico. Sus restos descansan en la rotonda de los Sudcalifornianos Ilustres.

Mauricio Castro Cota (1806-1879)
Jefe del movimiento contra la invasión norteamericana.

Pablo Leocadio Martínez Márquez (1898-1970)
Periodista. Escribió obras de teatro, didácticas e históricas. Destaca por su Historia de Baja California, obra que fue traducida al inglés en 1960.

Padre Eusebio Francisco Kino (1645 –1711)
Destacado religioso italiano nacido en Segno, en El Tirol en 1645, benefactor de las misiones del noroeste de México, promovió recursos y esfuerzos para impulsar la evangelización indígena en las Californias a partir de la fundación de la misión de Loreto.

Padre Juan María de Salvatierra y Vizconti (1648-1717)
De origen italiano, nació en Milán en 1648, se incorpora a la orden jesuita e inicia el proceso de conquista evangélica con la cruz misional. Ferviente seguidor de la Virgen de Loreto, fundó el 25 de octubre de 1697 la misión de Loreto Conclió, capital histórica de las Californias. Se le reconoce como el Conquistador Apostólico de las Californias.

Padre Juan De Ugarte Vargas (1660-1730)
Religioso de origen hondureño, se le considera el Primer Maestro de las Californias. Al fallecer el padre Juan María de Salvatierra, Ugarte lo sustituye en la Presidencia de las Misiones, concluyendo la etapa de esta orden religiosa, dejando una impresionante obra misional realizada en 70 años, en la que resalta, el establecimiento de un sistema educativo donde se identifica el aspecto religioso y la práctica agrícola

Padre Francisco María Píccolo (1654-1729)
Misionero jesuita, oriundo de Palermo, Italia, se sumó al trabajo del padre Salvatierra fundando la misión de San Francisco Javier, en el año de 1699. Se le reconoce como Precursor de la educación indígena. Murió en Loreto a la edad de 79 años.

CRONOLOGÍA DE HECHOS HISTÓRICOS
 

Año Acontecimiento
1534
Llega el español Fortún Jiménez de Bertadoña a Baja California Sur (BCS).
1535
Hernán Cortés desembarcó en BCS el 3 de mayo, con tres embarcaciones, 113 peones y 40 jinetes y dio por nombre al lugar Bahía de la Santa Cruz en honor a la fecha de su llegada.
1596
Por acuerdo del rey de España, Sebastián Vizcaíno fue comisionado para que explorara con fines científicos y de reconocimiento la península de California, desembarcando en la Bahía de la Santa Cruz, a la que rebautizó con el nombre de La Paz.
1830
Se designó a La Paz como capital de Baja California Sur, pues Loreto había sido destruida por grandes temporales. Entonces se trasladó provisionalmente el gobierno al pueblo de San Antonio y de ese lugar en forma definitiva a la actual ciudad de La Paz, no sin antes haberse dado fuertes pugnas entre los grupos de poder que empezaban a definirse en el territorio.
1848
El 22 de febrero, mediante el Tratado de Guadalupe Hidalgo, se firmó la paz entre México y los Estados Unidos, a condición de entregar a los americanos los estados de Texas, Nuevo México y la Alta California.
1858
En el mes de septiembre, el general Manuel Márquez de León, Mauricio Castro, Ildefonso Green y tropas del sur de la entidad, pertenecientes a las fuerzas liberales, se apoderaron de La Paz. 
1885
Se estableció la empresa minera "El Boleo" en la zona que hoy es Santa Rosalía; aumentando la población notablemente y estableciéndose comunicaciones marítimas que conectaron al territorio de Baja California Sur con el exterior.
1911
Siendo Madero presidente es asesinado por órdenes del general Victoriano Huerta. A la noticia de la muerte de Madero, en el territorio sudcaliforniano se organizaron grupos dispuestos a luchar contra el usurpador. En La Paz se formó una junta revolucionaria cuyo jefe, Félix Ortega, organizó la rebelión armada, en compañía de muchos sudcalifornianos. Luchó por más de un año y, a mediados de 1914, derrotadas las tropas federales, regresó victorioso a la ciudad de La Paz, donde recibió el nombramiento de jefe de Operaciones Militares.
1915 a 1974
Al terminar la Revolución Mexicana y triunfar el constitucionalismo, don Venustiano Carranza nombró al teniente coronel Urbano Angulo como jefe político del distrito sur de la península. 
1916
fueron nombrados diez gobernadores en Baja California Sur. A lo largo de este período se realizaron grandes cambios.
1931
Se dio forma legal a la división política de la península, que dio origen al territorio norte y territorio sur de Baja California; se creó la Ley de Hacienda; se inició la construcción de la carretera transpeninsular; se impulsó la Ley del Trabajo, se colonizaron y cultivaron las zonas de Los Planes, el Valle de Santo Domingo y el Valle del Vizcaíno; se dio mayor atención a la educación, creándose centros educativos como la Escuela Normal Urbana, fundada el 5 de febrero de 1942; se establecieron nuevas rutas marítimas entre la península y el resto del país, servicios públicos como: agua potable y electrificación. Uno de los aspectos importantes fue la división del territorio en tres municipios: La Paz, Comondú y Mulegé.
1981
Se creó el municipio de Los Cabos.
1992
Se creó el municipio de Loreto.

 


Enciclopedia de los Municipios de México

Baja_California_Sur_escudo.png

Coahuila

Las primeras exploraciones realizadas en el estado, se llevaron a cabo entre los años de 1550 a 1580. La penetración de los españoles a Coahuila fue lenta y difícil, debido a las extremas condiciones naturales y a la resistencia de los indígenas, los cuales atacaban a las poblaciones recién fundadas.

El primer grupo de colonizadores de que se tiene registro llegó a Coahuila a fines de 1568, comandados por Francisco Cano, quien exploró a nombre de Nueva Galicia el valle de Derramadero, al sur de los municipios de Saltillo y General Cepeda. Posteriormente, el portugués Alberto del Canto llevó a cabo la fundación de la villa de Santiago del Saltillo en 1577, a nombre de la Gobernación de Nueva Vizcaya.

En 1798 se produjeron enfrentamientos entre políticos y militares, para determinar dónde se asentaría la capital, provocados por grupos de Saltillo y Monclova. En Saltillo se realizaba el comercio de las provincias internas, estableciéndose el contacto administrativo con el virreinato de la Nueva España, y se instalaron las cajas reales para el manejo de la Hacienda Pública. El Ayuntamiento designó diputado por las Cuatro Provincias de Oriente a la Corte de Cádiz en España a Miguel Ramos Arizpe, quien llevó consigo planteamientos para una nueva organización de estos territorios y luchó por su autonomía. También insistió en que se respetara la acción política y administrativa de los ayuntamientos.

Al inicio de la independencia, las fuerzas militares y destacamientos de los presidios se aprestaron a apoyar a los realistas. Mientras, Mariano Jiménez, quien fue comisionado por Ignacio Allende para propagar la rebelión, el 6 de enero de 1811, libró una batalla contra soldados reales al mando del gobernador Antonio Cordero. Días después, los insurgentes ocuparon Saltillo, para dirigirse hacia Parras y Monclova, quedando el brigadier Pedro Aranda como gobernador de la provincia. Semanas después, Allende e Hidalgo llegaron a Saltillo, nombrando jefes del movimiento a Ignacio López Rayón y José María Liceaga.

Royuela, tesorero de las cajas reales, el obispo de Porres y el soldado que fingió ser insurgente, Ignacio Elizondo, se conjuraron para aprehender a los caudillos de la Independencia, tendiéndoles una emboscada en Acatita de Baján, al sur de Monclova. Una vez apresados Hidalgo, Aldama y Allende fueron conducidos a Monclova, de ahí a Parras, luego a Viesca y por último, a Chihuahua donde fueron fusilados.

López Rayón derrotó en Puerto Piñones, en el límite de Coahuila y Zacatecas, a tropas realistas que querían impedir su retirada. El resto de la guerra de Independencia tuvo escasa importancia militar para Coahuila. El Congreso Constituyente, formado recién finalizada la guerra de Independencia promulgó, en 1823, la primera Constitución de la República Mexicana, instituyendo un sistema representativo popular y federal, en el que mucho influyeron las ideas federalistas del coahuilense Miguel Ramos Arizpe.

En el año 1846 los Estados Unidos de América invadieron nuestro país, teniendo como objetivo, entre otros, adueñarse de Coahuila. Un grupo de invasores tomó el presidio de Río Grande, hoy Guerrero, y avanzaron hasta Monclova y Parras.

Otro grupo ocupó Saltillo; en un esfuerzo por rechazar la invasión del Ejército Mexicano al mando de López de Santa Anna libró una batalla en La Angostura, cerca de Saltillo, logrando replegar a los norteamericanos para luego ordenar inexplicablemente el retiro del ejército, lo que al final significó que en esa batalla no hubo vencedor ni vencido.

En 1852, Juan Antonio de la Fuente promulgó la segunda Constitución de Coahuila, mediante la cual se establece la soberanía de la entidad. No obstante ello, cuatro años después, Santiago Vidaurri, gobernador de Nuevo León, anexa Coahuila a ese estado. A raíz de la toma de la Ciudad de México por las tropas imperialistas de Maximiliano, el presidente Benito Juárez, en 1864, inicia su peregrinaje. Al arribar a Coahuila decreta su separación del estado de Nuevo León y nombra gobernador a Andrés S. Viesca. En  1865, tropas francesas ocuparon el estado, siendo después derrotadas por un movimiento de guerrillas comandadas por Andrés S. Viesca, Francisco Aguirre, Victoriano Cepeda e Ildefonso Fuentes.

En 1877 y 1878 se sucedieron levantamientos contra Porfirio Díaz en el norte del estado, encabezados por Mariano Escobedo.

En 1908, Madero publicó su libro La Sucesión Presidencial, que marca el inicio de la vida democrática del país, y emprende una gira por varios estados de la República para impulsar la creación de clubes antirreeleccionistas. En 1910, año de elecciones, el Partido Antirreeleccionista propuso al senador Venustiano Carranza para gobernador. A su vez, los agentes del gobierno instalaron clubes políticos porfiristas, acusándolo de ser partidario de Bernardo Reyes.

Ese mismo año, siendo Madero candidato a la Presidencia de la República, fue aprehendido y desde la prisión conoce el resultado adverso de las elecciones, lo que lo motiva a redactar el Plan de San Luis, lugar de su encierro, mismo que hace circular entre sus correligionarios. Venustiano Carranza organizó el levantamiento en el norte de Coahuila; Rafael de Cepeda haría lo mismo en Saltillo, Madero hizo su entrada al estado el 20 de noviembre. Ese día los revolucionarios tomaron la población de Ocampo, Pablo González combatió contra los federales en Monclova.

En febrero de 1911, Saltillo fue ocupado por una Junta Revolucionaria encabezada por Rafael de Cepeda, a quien seguían Francisco Coss, Luis y Eulalio Gutiérrez, Abraham Cepeda y otros combatientes, dominando la región sureste del estado.

El 13 de mayo los revolucionarios iniciaron el ataque a Torreón, donde se concentraban las tropas federales; casi al mismo tiempo Emilio Madero se apoderaba de San Pedro de las Colonias, y Carranza ocupó interinamente la gubernatura de Coahuila convocando a elecciones. Triunfó y tomó posesión el 22 de noviembre de 1911. El 26 de marzo de 1913 promulgó el Plan de Guadalupe, en la hacienda del mismo nombre, mediante el cual desconoce a Huerta como Presidente. El 3 de octubre de 1913 Francisco Villa tomó Torreón para avanzar hacia Saltillo. En 1915, triunfantes los ejércitos carrancistas, lograron dominar la mayor parte de la nación.

PERSONAJES ILUSTRES
 

Venustiano Carranza  (1859-1920). Destacado revolucionario que promulgó el Plan de Guadalupe, donde se desconoce a Victoriano Huerta como Presidente del país a la muerte de Francisco I. Madero. Gobernador del Estado.
Francisco I. Madero (1873-1913). Apóstol de la Revolución Mexicana y presidente de la nación.
Lucio Blanco (1876-1922). Revolucionario que libró importantes batallas.
Andrés S. Viesca (1827-1908). Militar y gobernador de Coahuila.
Miguel Ramos Arizpe (1775-1843). Reconocido como el padre del Federalismo.
Emilio Carranza (1906-1943). Capitán y aviador integrante del escuadrón 201, participó en la segunda guerra mundial.
Eulalio Gutiérrez (1881-1939). Revolucionario nombrado Presidente de la República por la Convención de Aguascalientes.
Benecio López Padilla (1895- ¿? ). Revolucionario, fue Gobernador del estado de Coahuila.
Vito Alessio Robles (1879-1957). Revolucionario y escritor.
Francisco Coss (1880-1961).Revolucionario.
Benjamín Argumedo (1884-1916). Revolucionario.
Juan Antonio de la Fuente (1814-1867). Revolucionario, Gobernador del Estado, promulgó la segunda Constitución del Estado.
Gustavo A. Madero (1875-1913). Revolucionario.
Luis Gutiérrez Revolucionario.
Melchor Múzquiz (1790-1844). Insurgente y Gobernador del Estado de México.
Ildefonso Fuentes (1825-1874). Insurgente.
Manuel Acuña (1849-1873). Poeta.
Harold R. Pape Importante industrial y filántropo.
Isidro López Zertuche Importante industrial fundador del Grupo Industrial Saltillo.

CRONOLOGÍA DE HECHOS HISTÓRICOS
 

1550 a 1580 Primeras exploraciones de los españoles.
1577 Fundación de la villa de Santiago de Saltillo en 1577.
1798 Enfrentamientos entre políticos y militares para determinar dónde se asentaría la capital.
1811 6 de enero, se libró batalla contra soldados reales al mando del gobernador Antonio Cordero.
Llegan a Saltillo Allende e Hidalgo, nombrando jefes del movimiento de independencia a Ignacio López Rayón y José María Liceaga.
Fueron emboscados en Acatita de Baján, Hidalgo, Aldama y Allende.
1846 El ejército de Estados Unidos de Norteamérica invadió la República Mexicana con intención de adueñarse de Coahuila.
1852 Juan Antonio de la Fuente promulgó la segunda Constitución de Coahuila.
1864 Estando en Saltillo, Benito Juárez decretó la separación de los estados de Nuevo León y Coahuila.
1865 Tropas francesas ocuparon el estado siendo derrotadas por un movimiento de guerrillas.
1877-1878 Se sucedieron levantamientos contra Porfirio Díaz en el norte del estado.
1908 Madero publicó su libro La Sucesión Presidencial
1910 Madero siendo candidato a la presidencia es apresado, fugándose de la cárcel en San Luis Potosí y promulgando el Plan de San Luis donde desconocía a Díaz como Presidente y anulaba las elecciones.
Venustiano Carranza organizó el levantamiento armado en Coahuila contra las fuerzas federales de Díaz.
1913 26 de marzo, Venustiano Carranza promulgó el Plan de Guadalupe mediante el cual desconocían como Presidente el usurpador Victoriano Huerta.
3 de octubre, Francisco Villa tomó Torreón.


Coahuila_escudo.png

Colima

Con base en el análisis de los materiales arqueológicos correspondientes a la fase Capacha, se afirma hoy que los primeros asentamientos humanos en Colima datan del siglo XV antes de Cristo (a.C)., siendo por tanto contemporáneos de sitios olmecas como San Lorenzo, en la zona del golfo y Tlatilco, en el Altiplano.

Alrededor del siglo V a. C. se inicia una nueva fase, conocida como Los Ortices, en la que por primera vez aparecen los elementos que caracterizarán a la cultura de los pueblos prehispánicos de Colima: las "tumbas de tiro" y la cerámica "rojo bruñido". Esta fase habría de prolongarse por casi un milenio, hasta la aparición del complejo denominado Comala - 100 d.C. a  600 d.C.-.

Es durante éste último que la cerámica colimense alcanza su más alto grado de perfección, en la representación de personajes y animales con gran calidad técnica y plástica; ejemplo de ello son los famosos "perros sebados". A la fase Comala se sobrepuso el complejo Colima, donde puede identificarse cierta influencia tehotihuacana; y hacia el año 500 d. C. el complejo Armería, que se desarrolló sobre la cuenca del río del mismo nombre.

Siguió a los ya citados el complejo Chanal -siglos VI a XV d.C.-, llamado así por las ruinas de ese nombre, cercanas a la Ciudad de Colima. A este período pertenecen la mayoría de las zonas arqueológicas conocidas y exploradas, con edificios y traza urbana -plataformas piramidales, calzadas y plazas-, entre las que destacan el mismo Chanal y La Campana. Además de sus construcciones, realizadas con cantos rodados, caracterizan a este complejo las representaciones de deidades como Huehuetéotl y Tláloc, indicativas de la influencia y quizá el arribo de grupos procedentes de Mesoamérica.

Una última migración del norte, con tradición cerámica distinta a las anteriores, parece haber arribado a la costa colimense alrededor del siglo X d.C; a sus restos se da el nombre de complejo Periquillo.

Fueron los pueblos de los complejos Periquillo y Chanal, que perduraban en el siglo XVI de nuestra era, quienes enfrentaron a los conquistadores europeos.

Antecedentes Coloniales

Juan Rodríguez de Villafuerte capitaneó la primer incursión de la hueste española al territorio de la antigua provincia de Colimán en 1522, siendo derrotado por los nativos en el valle de Tecomán. Tras él vino el capitán Gonzalo de Sandoval, enviado por Hernán Cortés con instrucciones de conquistar la tierra y fundar una villa. Sandoval cumplió y en el pueblo de Caxitlán, cercano a la costa, fundó en 1523 la primer villa de Colima y estableció cabildo, siendo éste el tercero más antiguo de la Nueva España. Más adelante, en 1527 Francisco Cortés de San Buenaventura trasladaría la villa a su actual ubicación, dándole el nombre de San Sebastián de Colima.

Cortés de San Buenaventura, teniendo como base a Colima continuó las expediciones de descubrimiento y conquista hacia el norte, ampliando el territorio de la nueva provincia hasta el sur del actual estado de Sinaloa.   Posteriormente, con la creación del reino de la Nueva Galicia, Colima perdería todos sus territorios situados al norte del río de Cihuatlán o Marabasco, y la región al sur de la Laguna de Chapala, llamada entonces Pueblos de Avalos. Por el sureste conservó hasta casi el final del siglo XVI la región de los Motines, hoy perteneciente a Michoacán, y hasta el XIX en el nordeste el corregimiento de Xilotlán, hoy en Jalisco.

Desde su fundación Colima fue alcaldía mayor, dependiente en lo judicial de la Real audiencia de Nueva España. Con las reformas borbónicas y la reorganización del virreinato, en la última década del siglo XVIII Colima se convirtió en subdelegación de la Intendencia de Guadalajara.

En lo religioso dependió del obispado de Valladolid desde la creación de éste, hasta finales del siglo XVIII, en que pasó a depender del obispado de Guadalajara. El clero regular estuvo representado por los franciscanos, mercedarios y los hermanos de San Juan de Dios.

En los primeros años inmediatos a la conquista la población indígena se redujo drásticamente. Según las estimaciones aceptadas, pasó de 150 mil antes de 1523 a menos de 15 mil en 1554, y sólo comenzó a recuperarse hasta mediados del siglo XVII, a pesar de la introducción de esclavos africanos y posiblemente indígenas de regiones vecinas.

El puerto de Santiago de Buena Esperanza, hoy Manzanillo, fue fundamental para las expediciones cortesianas que llevaron al descubrimiento de las Californias; y escenario frecuente de las incursiones de los piratas atraídos por el paso del Galeón de Manila; entre otros Francis Drake (1579), Thomas Cavendish (1587) y el holandés Joris Van Speilbergen (1615), quien allí fue derrotado por las milicias colimenses al mando del capitán Sebastián Vizcaíno.

Sus industrias fueron durante el virreinato la producción de sal y de "vino de coco" -aguardiente destilado de la tuva, savia del cocotero-. En lo agrícola, sus principales cultivos fueron el cacao, en el siglo XVI, y posteriormente coco, caña de azúcar y algodón. También produjo arroz, añil y vainilla, así como ganado bovino y mula.

Siglo XIX

Las noticias del levantamiento encabezado por Miguel Hidalgo llegaron pronto y causaron alarma entre el vecindario español; después de todo, habiendo sido antes párroco de la villa, el cura de Dolores era conocido y tenía amigos y discípulos en Colima. En octubre de 1810 las autoridades aprehendieron a los alcaldes de los pueblos de indios, reunidos en Almoloyán, sospechando que planeaban una sublevación.

En realidad los indios del Cuartel de los Nahuales, igualmente alarmados por las noticias de que los "alzados" eran enemigos del Rey y avanzaban destruyendo los templos, se habían reunido para acordar su defensa. Se acusó de ser el incitador a José Antonio Díaz, párroco de Almoloyán y amigo personal de Hidalgo, quien más adelante se uniría al ejército insurgente.

Un mes más tarde, en noviembre de ese año los insurgentes al mando de José Antonio Torres (hijo) harían su primer entrada a Colima. A los pocos días la ciudad era retomada por los realistas, y luego nuevamente por los insurgentes; y así sucesivamente sin conservar ni uno ni otros la plaza. Hubo algunas batallas de significación local, en las que destacaron como militares José Calixto Martínez, alias "Cadenas", Ignacio Sandoval, Miguel "El Lego" Gallaga, entre otros.

En 1813, estando Colima en manos de los realistas el cabildo juró la Constitución de la Monarquía Española; y la villa pasó a ser ayuntamiento de la Diputación Provisional de Guadalajara. Tocó a Brizuela, comandante colimense de la plaza en 1821, proclamar en Colima el Plan de Iguala, que solemnemente juramentaron las autoridades militares, civiles y religiosas.

Consumada la Independencia y siendo aún ayuntamiento de la  Diputación de Guadalajara, Colima cedió a Zapotlán los pueblos de Tecalitlán y Xilotlán, a cambio del pueblo de Tonila. Con este acto, al perder su extremo nordeste el futuro estado se vio reducido a las dimensiones actuales.

Restituido el orden, en 1824 el Congreso otorgó a Colima la categoría de Territorio de la Federación, viéndose por primera vez libre de sus vecinos Michoacán y Jalisco, aunque por pocos años pues en 1837 volvería a depender del primero, llamado entonces Departamento de Michoacán, del que Colima sería Distrito del Sudoeste.

En ese lapso lograron los colimenses abrir el puerto de Manzanillo al comercio internacional y de cabotaje, aunque por breve tiempo; y adquirir su primer imprenta, que estrenaron en 1826 con la publicación del Manifiesto del coronel Anastacio Brizuela y en la que los señores Ramón R. de la Vega  y Ramón Fajardo, editarían en 1830, "El Observador de las Leyes", primer periódico colimense.

Debieron pasar nueve años para que Colima recuperara la categoría de Territorio; esperar dos más para reabrir Manzanillo al comercio marítimo internacional y otros nueve, para al fin, en 1856 verse elevado a la categoría de Estado de la Federación. Libre una vez más, el 19 de julio de 1857 instala su primera Legislatura y el Gral. Manuel Alvarez es declarado primer Gobernador electo.

Al año siguiente, en marzo de 1858 recibe Colima al presidente Benito Juárez con su Gabinete, siendo declarado el palacio de gobierno del estado como sede provisional del Gobierno de la República.

En 1861, por primera vez desde la conquista Colima ve incrementado su territorio al cederle el Congreso Federal las Islas Revillagigedo, para la instalación de un penal. La segunda, aunque temporal, sería en 1865 por la Ley de División Territorial del Imperio, decretada por Maximiliano, que le otorgó a Colima categoría de Departamento, con cinco distritos: Colima, Zapotlán, Sayula, San Gabriel y Manzanillo.

Con la instalación de las fábricas de hilados y tejidos: La Armonía, La Atrevida y San Cayetano, comenzaron a vislumbrarse los signos de la "modernidad científica". En 1869 se inauguró el servicio del telégrafo en la ciudad capital e inmediatamente después en el puerto de Manzanillo. Asimismo, en 1883 el teléfono.

En 1871 se inició la construcción del Teatro Hidalgo, cuyo estreno "oficial" debió esperar hasta 1887, cuyo nombre fue Teatro Santa Cruz en honor al gobernador de ése entonces. Abrió sus puertas en 1874 la primera institución de educación media del estado, "El Liceo de Varones". Y con la pompa y solemnidad del caso se celebró en diciembre de 1881 la elevación de la parroquia de Colima al rango de obispado.

Antes de terminar el siglo llegó a apuntalar la recién estrenada modernidad el ferrocarril, símbolo de los tiempos. Tras muchas vicisitudes, el 16 de septiembre de 1889 se inauguró el tramo de vía Manzanillo - Colima, y en marzo de 1892 el ferrocarril urbano de la ciudad de Colima.

Siglo XX

Tras un breve pero dramático intermedio causado por el terremoto del 19 de enero de 1900, Colima reanudó su marcha modernizadora. Los foquitos se encendieron a tiempo para alumbrar las fiestas decembrinas de 1906. Se terminó el anhelado tramo de ferrocarril Colima-Tuxpan, que en su viaje inaugural, en diciembre de 1908, arribó a Colima trayendo como su más distinguido pasajero al presidente Porfirio Díaz.

En el movimiento revolucionario, los cambios llegaron a Colima sin el acontecer de las épicas batallas, sino en la forma de disputas, entre los grupos políticos locales y el consecuente reacomodo de sus fuerzas.

Pasada la crisis de la Revolución Mexicana, comenzaron a surgir las organizaciones sociales que caracterizarían al período posrevolucionario. Comenzó la reforma agraria con la creación de los ejidos -Suchitlán el primero- y se constituyeron organizaciones como la Sociedad Cooperativa de Salineros de Colima y la Unión de Estibadores de Manzanillo. En las décadas siguientes la política local se vería marcada por la intromisión del nuevo centralismo presidencialista, origen de los conflictos que elección tras elección padecía el estado.

Consecuente con la política del Centro, el gobierno local inició la requisa de escuelas, hospitales y otras instituciones operadas hasta entonces por el clero y organizaciones católicas. Al publicarse la Ley de Cultos en 1926, se desató una guerra abierta entre cristeros y agraristas. En los cinco años siguientes la "cristiada" iba a causar entre los colimenses más daños y enconadas divisiones que ninguna guerra anterior, sin resolver nada.

La industria textil se agotó antes de terminar el siglo XIX; pero no así el cultivo de algodón, que ya con el ferrocarril fue enviado a Guadalajara. En la década de los 40 se abren al cultivo nuevas tierras en el valle de Tecomán, iniciándose un nuevo ciclo económico que se va a distinguir por el cultivo del limón y el nacimiento de las agroindustrias.

En 1942 se funda la Universidad Popular de Colima, dando inicio a una nueva era.

Personajes Ilustres

Juan de Arrué (1565-1637) Pintor
Fr. Juan de Grijalva (1580-1638) Cronista
Ramón R. de la Vega (1811-1896) Educador y político
Lucio Uribe (1833-1892) Alarife
Arcadio Zúñiga y Tejada (1858-1892) Músico y periodista
José Levy Rheims (1858-1931) Músico
Prof. Ignacio G. Vizcarra (1859-1950) Periodista e historiador
Prof. Gregorio Torres Quintero (1865-1934) Pedagogo
Senorina Merced Zamora (1866-1926) Pintora
Lic. Balvino Dávalos (1866-1952) Escritor y diplomático
Dr. Miguel Galindo (1880-1942) Poeta e historiador
Prof. Basilio Vadillo (1885-1935) Periodista y diplomático
Alfonso Michel (1897-1957) Pintor
J. Jesús Alcaraz (1898- 1945) Músico
Luis Alcaraz (1910-1963) Músico
Dr. Miguel Álvarez del Toro (1917-1996) Zoólogo
Alberto Isaac Ahumada (1924-1998) Cineasta y caricaturista
Lic. Miguel de la Madrid (1934- ) Presidente de la República 1982-1988

Cronología de Hechos Históricos

1523 (julio 25) Gonzalo de Sandoval funda en Caxitlán la primer villa de Colima e instala en ella el tercer cabildo de la Nueva España.
1527 (enero) La villa de Colima se traslada a su actual ubicación y recibe el nombre de villa de San Sebastián.
1531 Son segregados de Colima a favor de la Nueva Galicia los territorios al norte del río Marabasco; igualmente los Pueblos de Avalos -Sur de Jalisco- para formar la alcaldía mayor de Sayula.
1550 Se segregan de Colima las provincias de Autlán y Amula.
1554 Se funda el convento de San Francisco de Almoloyán.
1560 Se segregan de Colima las alcaldías de Motines y Tuxpan-Zapotlán.
1615 (agosto) Batalla en el puerto de Santiago de Buena Esperanza-Manzanillo- entre las milicias de Colima al mando del capitán Sebastián Vizcaíno y los piratas holandeses al mando de Joris van Speilbergen.
1789 (abril 17) La parroquia de Colima es incorporada a la mitra de Guadalajara.
1792 Se establece la primer escuela gratuita del estado, promovida por el entonces párroco de Colima don Miguel Hidalgo.
1795 Colima pasa a ser Subdelegación de la Intendencia de Guadalajara.
1810 (octubre) Las autoridades aprehenden a los alcaldes indios de los pueblos que integraban el Cuartel de los Nahuales, bajo sospecha de planear una sublevación para sumarse a la rebelión encabezada por Miguel Hidalgo.
1810 (noviembre) Toman la plaza de Colima las tropas insurgentes al mando de José Antonio Torres (hijo).
1811 (julio 12) Las tropas realistas vencen a los insurgentes de José Calixto Martínez, alias "Cadenas", en la batalla de los Llanos de Santa Juana.
1812 (julio) Colima, en manos de los realistas, jura la Constitución de la Monarquía Española y se convierte en ayuntamiento de la Diputación Provincial de Guadalajara.
1812 (agosto 16) Colima es recuperado por los insurgentes al mando de Ignacio Sandoval y Miguel "El Lego" Gallaga.
1821 (junio 16) El comandante Anastasio Brizuela proclama en Colima el Plan de Iguala, que solemnemente juramentaron las autoridades militares, civiles y religiosas.
1821 (septiembre 4) El ayuntamiento de Colima cede al de Zapotlán los pueblos de Tecalitlán y Xilotlán, recibiendo a cambio el pueblo de Tonila.
1823 (junio 24) Adquiere la categoría de Territorio de la Federación.
1825 (octubre 21) Manzanillo se abre como puerto internacional de cabotaje.
1826 (abril 12) Se pone en funcionamiento la primer imprenta del estado, con la publicación del Manifiesto del coronel Anastasio Brizuela.
1830 (marzo) Los señores Ramón R. de la Vega y Ramón Fajardo publican El Observador de las Leyes, primer periódico colimense.
1837 (febrero 8) Colima queda adscrito al Departamento de Michoacán como Distrito del Sudoeste.
1846 (enero) Abre sus puertas el Seminario de Colima.
1846 (agosto 16) Colima recupera la categoría de Territorio de la Federación.
1847 (mayo 1) Manzanillo es reabierto al comercio marítimo internacional.
1856 (septiembre 9) Colima adquiere la categoría de Estado de la Federación.
1857 (julio 19) Se instala la primera Legislatura del Estado y el Gral. Manuel Álvarez es declarado primer gobernador electo.
1858 (marzo 25) Llegan a Colima el presidente Benito Juárez y su gabinete, declarando sede provisional del Gobierno de la República al palacio de gobierno del estado.
1861 El Congreso de la Unión cede al estado deColima las Islas Revillagigedo, para la instalación de un penal.
1864 (abril 2) Entran a Colima las tropas imperialistas al mando del General Leonardo Márquez, se disuelve el Congreso del Estado.
1865 (marzo 3) La Ley de División Territorial del Imperio decretada por Maximiliano otorga a Colima categoría de Departamento, dividido en cinco distritos: Colima, Zapotlán, Sayula, San Gabriel y Manzanillo.
1867 (enero 31) Las tropas republicanas al mando del general Ramón Corona recuperan la plaza de Colima.
1869 (marzo 12) Se inaugura el telégrafo en la ciudad capital y dos semanas después en el puerto de Manzanillo.
1874 (mayo 5) Abre sus puertas el Liceo de Varones.
1881 (diciembre 11) La parroquia de Colima es elevada al rango de obispado.
1889 (septiembre 16) Se inaugura el tramo de ferrocarril Manzanillo-Colima.
1906 (diciembre 2) Se inaugura oficialmente el alumbrado eléctrico de la ciudad de Colima.
1908 (diciembre 12) Se inaugura el ferrocarril Tuxpan-Manzanillo, con la presencia del presidente Porfirio Díaz.
1911 (mayo) Las fuerzas maderistas entran en Colima; dimite el gobernador Enrique O. De la Madrid y se extingue temporalmente el Congreso del Estado.
1919 El presidente Venustiano Carranza concede a la Sociedad Cooperativa de Salineros de Colima los derechos de explotación de la laguna de Cuyutlán.
1925 Inicia la guerra cristera o "cristiada".
1942 (octubre) Se funda la Universidad Popular de Colima.
1983 Por iniciativa del Presidente Miguel de la Madrid, se modifica y adiciona el Art. 115 Constitucional y se crea el Centro Nacional de Estudios Municipales, antecedente del actual Centro Nacional de Desarrollo Municipal.

 

 

Enciclopedia de los Municipios de México

Colima_svg.png


<< Inicio < Anterior 31 32 33 34 35 36 37 38 39 Siguiente > Fin >>
Mostrados 298 - 306 de 349

Sindicar

RSS 0.91
RSS 1.0
RSS 2.0
ATOM 0.3
OPML
Donacion

Multi Search

Sitio

Google
Buscar este sitio usando Google


MultiSearch by Is Open Source

En línea

Hay 250 invitados en línea

Iniciar sesión

OpenMind is a Free Template designed by Ricard Lozano.
Powered by Elxis - Open Source CMS.
Copyright (C) 2006-2015 Elxis.org. All rights reserved.